Comercial Trujillo crece en mobiliario de oficinas públicas

Juan Jesús Trujillo, en las instalaciones de la empresa./
Juan Jesús Trujillo, en las instalaciones de la empresa.

Esta firma de Antequera, que durante más de medio siglo ha equipado a las empresas de la comarca malagueña, ha entrado con fuerza en la administración tras ganar varios concursos

E.FREIRE

La familia Trujillo ha protagonizado en primera línea la evolución radical que han experimentado las oficinas y centros de trabajo en Andalucía en el último medio siglo. De la Olivetti al equipo multifunción que integra fotocopiadora, impresora, escáner y fax; de los despachos de madera al mobiliario funcional y ergonómico. «Mi padre empezó muy joven prestando el servicio técnico de máquinas de escribir y calculadoras en la comarca de Antequera. Cuando aumentó el trabajo decidió montarse por su cuenta. Suministró las primeras fotocopiadoras analógicas a las empresas de la zona y también hacía el servicio de mantenimiento y las reparaciones. Se tardaba un día entero en desmontar y montar todas las piezas de aquellas máquinas antiguas», recuerda Juan Jesús Trujillo. El hijo del fundador ingresó en la empresa familiar en 1998 y hoy lleva las riendas del negocio. Todavía en los primeros años conoció el teclear ruidoso causado por las máquinas de escribir de las sucursales bancarias que equipaba Comercial Trujillo desde Antequera, un punto estratégico en el centro de Andalucía, que se encuentra a una hora de Sevilla, Córdoba, Granada y Málaga.

Los detalles

Evolución
De prestar el servicio técnico de máquinas de escribir y calculadoras de marcas como Olivetti, Comercial Trujillo ha evolucionado con el sector y hoy comercializa los últimos equipos y mobiliario de oficinas.
Ubicación
Su sede social y la sala de exposición se encuentran en el centro de Antequera, donde también dispone de un almacén logístico.
Trabajos
La empresa malagueña ha equipado museos como el Íbero de Jaén y el de la Aduana en Málaga, los nuevos juzgados de La Línea de la Concepción o las universidades de Málaga y Huelva.

La empresa estaba muy enfocada a máquinas de oficinas hasta que decidió diversificar y empezó a comercializar también mobiliario para las empresas (muebles, mamparas, taquillas, cortinas...), además de los equipos multifunción.

Sus proveedores principales son Kyocera y Brother, fabricantes mundiales de equipos para empresas, y Forma 5, también puntera en España en mobiliario de oficina con base en la localidad sevillana de Dos Hermanas.

Comercial Trujillo tiene su sede en el centro de Antequera, donde también cuenta con una gran exposición de mobiliario de oficina. Completa su estructura logística con un almacén en un parque empresarial de esta ciudad conocida por sus famosos Dólmenes, Patrimonio de la Humanidad.

En el segmento de mobiliario, la empresa malagueña está creciendo mucho tras ganar varios concursos públicos. Así, ha equipado los museos Íbero de Jaén y el de la Aduana en Málaga, los nuevos juzgados de La Línea de la Concepción, o las universidades de Málaga y Huelva.

Comercial Trujillo factura más de un millón de euros y en los últimos tres años ha hecho una renovación integral de su imagen de marca e instalaciones. «Somos una empresa a la antigua en el sentido de que nuestro valor fundamental es dar un buen servicio al cliente y que confíe en nosotros siempre. Eso es algo que se está perdiendo con el comercio online que va solo a lo barato», subraya Juan Jesús Trujillo.