Transparencia bancaria

La pérdida de interés en el préstamo hipotecario reconducirá la búsqueda de rentabilidad financiera hacia el precio de los inmuebles

El Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, el polaco Maciej Szpunar, ha concluido que la utilización del IRPH podría ser contraria a la directiva comunitaria de transparencia en los servicios financieros, lo que daría lugar a prácticas abusivas. Desestima así que la naturaleza oficial del índice hipotecario fijado por el Banco de España protegiera la cláusula frente a los requerimientos de los consumidores que se sientan afectados por su aplicación. Contradiciendo la doctrina del Tribunal Supremo español, fijada en diciembre de 2014, toda vez que las entidades financieras podían recurrir a índices más conocidos y transparentes, como el euríbor, en vez de usar una referencia tan compleja que dificultaba informarse a los clientes. Ahora corresponde a la Corte de Luxemburgo pronunciarse ante la cuestión prejudicial elevada por el juzgado número 38 de Barcelona. Y en caso de que el TJUE falle en línea con los criterios del Abogado General, deberán ser los usuarios quienes acudan a los tribunales españoles alegando que se les aplicó el IRPH con opacidad, y reclamando que se les devuelva el coste adicional de sus contratos. No existe una estimación precisa sobre los millones de euros que las entidades financieras españolas tendrían que devolver si todo discurriera según los argumentos de Szpunar. Entre otras razones porque tampoco se conoce cuántos préstamos hipotecarios suscritos con IRPH han sido revisados ya por iniciativa de las partes. En todo caso, un revés judicial podría acarrear dificultades significativas a un sistema que se mueve con el interés en la eurozona entre cero y negativo. Miles de familias sujetas al IRPH se ven hoy esperanzadas de aliviar en justicia su carga hipotecaria. Pero, al mismo tiempo, el negocio bancario ve cómo se estrecha su campo de acción en materia hipotecaria. El préstamo hipotecario podría convertirse en una actividad sin ganancias en cuanto a la relación entre prestamista y prestatario. Lo que reconduciría la búsqueda de rentabilidad financiera hacia el precio de los inmuebles y los costes de su promoción. De ahí que, aun contemplando la posible actuación del TJUE contra el IRPH como un acto de justicia, convenga atender el marco general por el que discurre la relación entre la economía financiera y las aspiraciones a ser propietarios de su vivienda de la inmensa mayoría de los ciudadanos.