2019, el año en el que se creará menos empleo pero de mayor calidad

Dos camareros trabajando en un bar./Archivo
Dos camareros trabajando en un bar. / Archivo

El mercado laboral sufrirá una «moderada desaceleración» pero tres de cada cuatro nuevos puestos serán de cualificación media-alta

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

Menos empleo pero de mayor calidad y estabilidad. Esto es lo que se puede esperar para este nuevo año, según las estimaciones que hoy ha presentado la empresa de Recursos Humanos ManpowerGroup. En concreto, en 2019 se crearán en torno a los 400.000 nuevos puestos de trabajo y no llegarán a los 350.000 en 2020, frente a los 500.000 que se generaban en los años anteriores.

Se trata, por tanto, de una «moderada desaceleración», puesto que se pasa de un crecimiento del mercado laboral del 2,5% en 2018 al 2,1% en 2019 y que descenderá hasta el 1,8% en 2021, pero con «continuidad en la mejora de la ocupación», según concluye el Índice ManpowerGroup publicado hoy.

Sin embargo, el empleo que se creará será más estable y mucho más cualificado, hasta el punto de que tres de cada cuatro puestos serán de cualificación media-alta, según refleja el mencionado informe. «Va a haber una transformación de empleos de perfil medio bajo hacia empleos más cualificados», ha apuntado Raúl Grijalba, director regional de managing en la región Mediterránea de Manpower, quien ha mostrado su preocupación porque en España hay muchos millones de personas que no tienen un nivel de formación adecuado para poder llevar esa transformación hacia un perfil más técnico, que es el que ahora se demanda.

El sector que más crecerá en los dos próximos años será el terciario, donde se situarán tres de cada cuatro nuevos trabajos. Y, más concretamente, un tercio se generará en la hostelería y el turismo de calidad, aunque también en aquellos servicios auxiliares que necesitan las empresas fundamentalmente en su carrera hacia la exportación y en las actividades de transporte y logística, en pleno auge por la expansión del comercio electrónico y por compañías como Glovo o Deliveroo.

Servicios, el gran motor

«España se ha convertido en un país tan terciario que hemos superado a la media de la zona euro, mientras que en 2008 estábamos por debajo», ha explicado el catedrático y autor del estudio Josep Oliver. Es más, si en términos globales aún falta un 6% de empleo para llegar a el máximo histórico que se marcó en el tercer trimestre de 2007, justo antes de que estallara la crisis, el sector servicios ya está un 7% por encima de ese récord registrado en 2007 y e 2020 se prevé que lo sobrepase por encima del 10%. Así, entre el segundo trimestre de 2008 y el mismo periodo de 2018 los servicios han ganado cerca de 8 puntos en la distribución de la ocupación, pasando de representar el 67,7% de todo el empleo al 75,5%.

Y es que este sector está ocupando ahora el papel de motor del empleo que antes tenía el comercio, que ha perdido esa dinámica que tenía, ese empuje, y está creciendo muy tímidamente, por debajo del 1%. El autor del estudio ha explicado que esto refleja los «cambios del consumo» que se está dando en las familias españolas, que destinan cada vez más recursos al comercio electrónico. Es por esto también que el transporte está registrando un crecimiento de empleo «intenso».

De esta forma, de los 2,6 millones de empleos creados en esta fase de recuperación (2014-2018), 580.000 corresponden a la hostelería, 455.000 a servicios y 133.000 a transportes, con lo que entre los tres sectores suman 1,2 millones, casi la mitad del total. Pero para los dos próximos años también se postulan avances en la industria, que crecerá un 2,4% este año, y la construcción, con un empuje del 3,4%. Pese a ello, la construcción todavía estará en 2020 un 54,4% por debajo de los máximos registrados en 2007. «Mi convicción es que no creo que la construcción vuelva a tener esos tres millones de trabajadores que había en 2007», ha apuntado Oliver, quien no obstante sí mostró su «esperanza» de que la industria, a la que le falta el 18% del empleo de 2007, «alcance finalmente los valores de 2007, porque sería un éxito en un contexto mundial en el que el tejido industrial se reduce».

Más empleo femenino e inmigrante

En este año continuará la mayor expansión del empleo asalariado, y en mayor medida con jornada completa en detrimento de la parcial, lo que aporta «una mayor solidez al empleo creado», según este experto, que apuntó que «ahora los asalariados están ya cerca del máximo histórico, mientras que los no asalariados (los autónomos) están perdiendo posiciones». No obstante, el empleo temporal seguirá creciendo, en parte porque está lejos de los valores de 2007 (un 17% por debajo, mientras que los indefinidos están a un 4%).

Por otra parte, las mujeres y los inmigrantes tendrán un papel protagonista en estos dos próximos años, puesto que el empleo femenino crecerá el doble que el masculino (un 2,9% frente a un 1,4%) y los trabajos para extranjeros crecerán un 9,5% frente a un 0,6% para los nacionales.

Temas

Paro
 

Fotos

Vídeos