El Ibex-35 cierra plano en una sesión de avances en Europa

Bolsa de Madrid. /Efe
Bolsa de Madrid. / Efe

El selectivo español se movió toda la jornada en un estrecho margen y fue el que tuvo peor comportamiento en el viejo continente

CRISTINA VALLEJO

El Ibex-35 ha estado dudando entre los números rojos y los verdes durante toda la sesión. El indicador se ha movido en un rango bastante estrecho: los máximos los marcaba al poco de arrancar la jornada y a primera hora de la tarde en el entorno de los 9.010 puntos, mientras que los mínimos los marcaba en el entorno de los 8.960 puntos a la una de la tarde. Al cierre daba un último cambio en los 8.982,4 puntos, lo que supone un mínimo recorte del 0,01%.

El selectivo español fue el de peor comportamiento de Europa, sólo por detrás del PSI-20 de Lisboa, que terminó con pérdidas superiores al 1%. Quizás lo que le ha frenado al índice doméstico ha sido que los 9.000 puntos están ejerciendo de resistencia. También le ha podido afectar que finalmente el Parlamento no haya aprobado los presupuestos del Gobierno de Pedro Sánchez y ello haya elevado la probabilidad de elecciones anticipadas, lo que incrementa la incertidumbre.

A todos esos factores hay que sumar el mal comportamiento de algunos de los grandes valores. Así, el peor valor del día fue Naturgy, que retrocedió un 2,39%, seguido de BBVA, que se dejó un 1,92%. Además, Iberdrola retrocedió un 0,47%, e Inditex bajó un 0,20%.

A la baja cerraron otras 'utilities', como Red Eléctrica y Enagás, que se dejaron un 1,64% y un 1,18%, respectivamente. Acciona y Endesa retrocedieron alrededor de un punto porcentual. ¿Es que el aumento de la probabilidad de elecciones generales en la próxima primavera cotiza a la baja en los sectores más regulados?

Pérdidas también para otros bancos además de para BBVA: Bankinter se dejó algo más de medio punto porcentual, mientras que Bankia perdió un 0,43%, y CaixaBank, un 0,14%.

Los valores cíclicos, mejor

En verde, ArcelorMittal y Acerinox fueron los valores que más subieron, con ganancias de un 3,75% y de un 2,93%, respectivamente. Sabadell también sumó más de dos puntos porcentuales.

Quizás detrás de este diferente comportamiento entre valores defensivos (a la baja) y los cíclicos (al alza) están las mayores esperanzas en que haya un acuerdo comercial.

El mejor indicador del Viejo Continente fue el Ftse Mib de Milán, que se anotó alrededor de un 0,93%, mientras que el Ftse 100 británico avanzó alrededor de un 0,80%. El Dax alemán y el Cac 40 francés sumaron alrededor de un 0,35%.

Buenos resultados, en general, en la Bolsa europea, pese a los datos macro que se publicaban por la mañana de acuerdo con los que la producción industrial está cayendo en la zona euro a su mayor ritmo desde la crisis financiera. La producción industrial en la zona euro retrocedió a un ritmo interanual del 4,2% en diciembre, cuando se esperaba una contracción del 3,3%.

Buenos síntomas de Trump

En Wall Street los índices se movían al alza. Al cierre de la sesión europea, el Dow Jones ganaba un 0,45%, mientras que el S&P 500 se anotaba un 0,50% y el Nasdaq avanzaba un 0,25%. Aunque después de que el senador republicano Marco Rubio anunciara una propuesta para establecer un impuesto sobre las recompras de acciones y así no tengan un tratamiento favorable sobre los dividendos las subidas de los índices americanos se venían un poco abajo. Rubio busca desincentivar las compras de acciones para incentivar la inversión productiva.

Detrás de los ascensos en el mercado americano está que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, haya mostrado una posición más conciliadora hacia China, lo que hace pensar en la posibilidad de avances en las negociaciones comerciales. Asimismo, Trump también parece proclive a aceptar el acuerdo que han alcanzado republicanos y demócratas sobre la frontera con México para evitar un nuevo cierre de la Administración.

En la agenda macro americana contamos con la publicación del IPC de enero, que subió a un ritmo interanual del 1,6%, tres décimas menos que en diciembre del año pasado y una décima más de lo previsto. La inflación subyacente, que no tiene en cuenta sus elementos más volátiles, los combustibles y los alimentos, se situó en el 2,2% interanual, repitiendo el dato del mes anterior, y una décima por encima de lo esperado.

En el mercado de bonos, estabilidad para el americano: la rentabilidad del diez años se mantenía a las puertas del 2,70%.

En Europa, el interés del título alemán a diez años se mantenía en el 0,12%.

A la baja se movía el rendimiento del título italiano: retrocedía desde el 2,84% hasta el 2,78%.

El interés del bono español, pese al incremento de la probabilidad de elecciones generales anticipadas, se mantenía sin cambios en el 1,23% y la prima de riesgo, en el entorno de los 110 puntos básicos.

En el mercado de divisas, el euro volvía a ceder terreno frente al billete verde: la moneda comunitaria perdía alrededor de un 0,35%, hasta el nivel de 1,1285 unidades.

 En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba un 2,18% al cierre de la sesión, hasta los 63,78 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se apuntaba un 2,28%, hasta los 54,31 dólares. Ello, después de que Arabia Saudí se mostrara partidario de profundizar los recortes de producción.

Las claves de la sesión

-El Ibex-35 cerró la sesión con un mínimo descenso del 0,01%, para situarse en los 8.982,40 puntos.

-ArcelorMittal y Acerinox fueron los valores más rentables del día, con ganancias de un 3,75% y de un 2,93%, respectivamente.

 -Naturgy y BBVA fueron los peores valores del día, con recortes de un 2,39% y de un 1,92%, respectivamente.

 

Fotos

Vídeos