El Ibex-35 termina el día a las puertas de máximos anuales

Panel en la Bolsa de Madrid. /Efe
Panel en la Bolsa de Madrid. / Efe

El petróleo y el oro marcaban máximos de tres meses y de diez meses, respectivamente

CRISTINA VALLEJO

El Ibex-35 ha estado en positivo durante todo el día, pero en varias ocasiones ha chocado con los máximos anuales que marcó el 25 de enero en los 9.185 puntos: en primer lugar, a las diez de la mañana, a continuación, a la una y media y, por último, poco antes de las cinco de la tarde. Parece que ese nivel más elevado del año, cota en la que el índice llegó a acumular una rentabilidad de casi un 8% en este 2019, está actuando, tanto ayer como hoy, como resistencia. Al cierre, daba un último cambio en los 9.181,10 puntos, lo que supone una subida del 0,49%. Se quedó a las puertas de máximos anuales, por tanto. Su rendimiento en este ejercicio es de un 7,5%. 

El selectivo español subió casi sin descanso entre el 1 y el 25 de enero desde los 8.500 hasta los casi 9.200 puntos. Desde ahí se vino abajo hasta situarse por debajo de los 8.900 puntos el 8 de febrero. Y desde ahí ha vuelto a recuperar posiciones. Veremos si tiene fuelle para irse más arriba. 

El Dax alemán fue el indicador más rentable de la jornada, con una subida del 0,8%, al igual que el PSI-20 de Lisboa. Mientras, el Ftse 100 británico y el Cac 40 francés se anotaron cerca de un 0,7%. 

Los valores cíclicos actuaron como principal apoyo para el selectivo español. Técnicas Reunidas fue el más alcista, con una revalorización del 2,95%. Le siguieron Cie Automotive y Mediaset, que se anotaron un 2,46% cada uno. ArcelorMittal sumó un 2,29%. 

Varios 'blue chips' dieron también impulso al indicador doméstico: Santander subió un 1,38%, mientras que Iberdrola subió un 1,30%. Telefónica, por su parte, ganó un 1,05%, BBVA, un 0,93%, y Repsol, un 0,63%. 

En rojo, el peor fue Red Eléctrica, que se dejó un 2,58%. A continuación se colocó Inditex, que retrocedió un 1,13%. Después se situaron ACS y Colonial, que bajaron alrededor de un 0,7%. Pero sólo otra media docena de valores terminaron con pérdidas: Caixabank, Ence, Cellnex, Enagás, Naturgy y Viscofán. 

'Brexit'

Quizás como posible soporte a los mercados europeos actuó el nuevo acuerdo que se está gestando en Bruselas alrededor del 'brexit' para lograr el apoyo final del Parlamento británico. El ministro español de Exteriores, Josep Borrell, ha afirmado que se están haciendo progresos. «La posición de la Unión Europea es que el tratado no se reabrirá, pero puede ser interpretado, o completado con explicaciones que pueden ser satisfactorias», afirmó Borrell. La primera ministra británica, Theresa May, ha enviado a Bruselas a su asesor legal de más alto nivel, Geoffrey Cox, y confía en que si él se muestra satisfecho con los cambios, entonces será capaz de convencer a los partidarios del 'brexit' a dar su apoyo en el Parlamento británico. De esta manera se abortaría la posibilidad de un Brexit sin acuerdo que se ejecutaría el 29 de marzo. 

Además, desde el frente macroeconómico, conocimos el índice de confianza del consumidor que elabora la Conference Board, que mejoró levemente desde los -7,9 puntos hasta los -7,4, cuando el consenso esperaba que se situara en los -7,7. 

En Wall Street, como en la sesión de ayer, debilidad. El Dow Jones y el S&P 500 estaban prácticamente planos en el momento del cierre de las Bolsas europeas, mientras que el Nasdaq se anotaba alrededor de un 0,25%. Ello, a la espera de que la Reserva Federal norteamericana publique las actas de su última reunión de política monetaria. El mercado se pregunta si de verdad la Fed mantendrá la interrupción en el proceso de subidas de los tipos de interés. 

Además, continúa habiendo comentarios sobre las negociaciones de la guerra comercial. Los últimos apuntan que Estados Unidos querría que China mantuviera estable su divisa, mientras que el gigante asiático desea tener el derecho de desarrollar su economía.

De fondo también está surgiendo la pregunta de si la subida que acumula la Bolsa americana de alrededor de un 18% ha dejado al mercado sin margen para continuar al alza. Sobre todo porque los catalizadores que hay por delante pueden ser limitados. 

Divisas, deuda y materias primas

En esta espera hasta la publicación de las actas de la Fed, el euro ganaba posiciones con respecto al billete verde: la moneda comunitaria se anotaba un 0,15%, hasta el nivel de 1,136 unidades. 

En el mercado de deuda, la rentabilidad del bono americano a diez años avanzaba ligeramente de nuevo hasta niveles del 2,65%. El interés de su comparable alemán se mantenía en el entorno del 0,10%. El tipo de español rondaba la cota del 1,20%. 

Subían de manera importante los intereses de los bonos italianos: del 2,78% hasta el 2,85%. 

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba un 0,84%, hasta los 67 dólares, máximos desde mediados de noviembre. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se anotaba un 1,53%, hasta los casi 57 dólares, también máximos de los últimos tres meses. 

El oro encadenaba su quinta jornada en positivo, hasta los 1.344 dólares, su nivel más alto desde abril del año pasado.