Las exportaciones españolas se frenan frente a sus competidores europeos

Las exportaciones españolas se frenan frente a sus competidores europeos

Crecen menos que las de la eurozona y son una tercera parte inferiores a las del año pasado, lo que dispara el déficit comercial al 31,5%

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Las exportaciones en España siguen creciendo, sí, pero a un ritmo bastante inferior al del año pasado. Si a esto se le añade que se compra más a otros países y, encima, a un precio más alto, la situación parece poco favorable. Así se desprende del informe de comercio exterior que publicó este jueves el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que reveló que las exportaciones de mercancías españolas aumentaron un 2,9% en el primer semestre (144.916 millones de euros), un dato que contrasta con el dinamismo del sector un año atrás, cuando crecía al 10%, más de tres veces el valor de este semestre. Asimismo, la tasa de cobertura (exportaciones sobre importaciones) se situó en el 90,9%, frente al 92,7% del primer semestre de 2017.

Además, las importaciones subieron a un ritmo del 5% hasta los 159.500 millones de euros. Así que, aunque las ventas siguen creciendo -a un ritmo mucho menor- la brecha entre las compras y las ventas (déficit comercial) ha crecido el 31,5% en el primer semestre hasta los 14.585 millones de euros, frente a los 11.000 millones del año anterior. La subida del 2,9% significa que las exportaciones «ya no constituyen uno de los principales motores de la economía española», como explica Antonio Bonet, presidente del Club de Exportadores.

El informe señala también que en el conjunto de la eurozona las ventas crecen un 4,2%. La evolución de las exportaciones españolas es similar a la de Francia (3,1%), pero bastante inferior a la de Alemania (4%), Italia (3,7%) y Reino Unido (4,5%). A nivel global la diferencia es mucho más acusada: en potencias como China, Estados Unidos y Japón, las exportaciones crecieron a un ritmo del 11,9%, 9,6% y 6,2%, respectivamente.

Guerra comercial

Esta nueva situación se está produciendo en medio de una guerra comercial que aunque a Europa aún no le ha tocado directamente, se espera que comience pronto. Como primera medida, Trump anunció esta semana que está decido a imponer aranceles del 25% a los automóviles que lleguen de la UE, lo que reduciría drásticamente sus ventas en países como Alemania o Francia, pero también en España.

Uno de las potencias mundiales que ya ha contestado a las acciones de Trump ha sido China, que este jueces respondió a EE UU con nuevos aranceles del 25%, por valor de 16.000 millones de dólares, a bienes estadounidenses, un contraataque inmediato tras la entrada en vigor de gravámenes por la misma cuantía en Washington y que dificulta aún más las negociaciones para frenar la guerra comercial.

Las exportaciones a EE UU desde nuestro país representaron un 5,1% del total este semestre, un punto más que en el mismo periodo del año pasado. Además, las importaciones procedentes del país norteamericano descendieron casi un punto: del 4,9% de 2017 al 4% del pasado semestre.

De hecho, el Banco Central Europeo (BCE) mostró este jueves su «preocupación» por las implicaciones que pueda tener en el crecimiento de la economía y la depreciación de las monedas de los países emergentes. Según las actas de la última reunión del BCE celebrada el pasado 26 de julio, la economía mundial seguirá creciendo, aunque «a un ritmo más débil».

Como es habitual, las exportaciones dirigidas a la UE fueron las que más peso tuvieron este primer semestre del año: representan el 65,5% del total, un punto menos que el año pasado. Francia sigue siendo el país que más productos españoles adquiere, con un 15,9% del total de nuestras exportaciones, aunque retrocede tres décimas.

Comprar energía más cara

Volviendo a las importaciones, lo que más caro compra España es la energía. Por ello, aunque las compras de productos energéticos bajaron en volumen un 1,9% internaual, su alto precio supone una subida del 9,1% respecto al mismo periodo del año pasado.

Las importaciones aumentaron además en todos los sectores, a excepción de las manufacturas de consumo, que cayeron un 2%. Las importaciones de bienes de equipo es lo que más compra España (un 20,7% del total) y aumentó en este semestre el 1,8%. Los productos químicos crecieron un 6,8%, los productos energéticos un 9,1% y los automóviles, un 7%.

 

Fotos

Vídeos