Competencia demanda al Gobierno por restringir el negocio de Uber

Un smartphone conectado a la aplicación Uber esperando a recibir algún cliente, cerca de la Sagrada Familia, en Barcelona./
Un smartphone conectado a la aplicación Uber esperando a recibir algún cliente, cerca de la Sagrada Familia, en Barcelona.

El regulador considera que la ley incluye limitaciones "injustificadas" que van contra los consumidores y las nuevas empresas de transporte colectivo

JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha actuado contra la normativa del Gobierno en la que se ponía coto al desarrollo de actividades relacionadas con el transporte colectivo de viajeros, como el que ofrece Uber o Cabify. El regulador ha decidido interponer un recurso contencioso administrativo ante la Audiencia Nacional para modificar un real decreto y una Orden de Fomento para "remover las restricciones injustificadas a la competencia que perjudican a los consumidores, las empresas, los autónomos y al propio sector público", sostiene en un comunicado.

La demanda indica que el Ejecutivo debe eliminar varios "obstaculos" que limitan negocios alternativos al taxi o al autobús, entre otros. En concreto, el regulador indica que no son aplicables los límites de licencias de actividad, la obligación de contratación previa del servicio y la prohibición de competir de forma directa en la vía pública. Además rechaza las restricciones geográficas "que fragmentan el mercado nacional";así como el establecimiento de un número mínimo de vehículos para operar y una "serie de restricciones innecesarias y discriminatorias" para estos nyesos negocios.

Para la CNMC, estas barreras "carecen de justificación social, obstaculizan la competencia efectiva en el transporte urbano de pasajeros en todo el territorio nacional, afectan negativamente a la innovación y, por todo ello, reducen el bienestar general".

El recurso llega apenas unos días después de que el organismo presidido por José María Marín Quemada mantuviera en su cargo al director de Promoción de la Competencia del regulador, Antonio Maudes, a pesar de que seis de los diez consejeros del organismo habian reclamado su cese durante el Pleno de este miércoles por pérdida de confianza en el técnico. Lo hizo después de que uno de sus informes valoraran la regulacion de negocios como el de Uber de forma positiva para el inicio de sus actividades.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos