Volkswagen retrasará la adjudicación de nuevos modelos a sus fábricas a partir de 2019 si se prolonga la crisis

Volkswagen retrasará la adjudicación de nuevos modelos a sus fábricas a partir de 2019 si se prolonga la crisis

Los trabajadores de las plantas españolas temen que la decisión definitiva, que el grupo debería tomar este mes, les termine perjudicando aunque tengan asegurados 4.000 millones a tres años vista

JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El escándalo de los motores trucados y de las emisiones contaminantes puede está ralentizando una de las principales decisiones que debería tomar el Grupo Volkswagen a medio plazo: el nuevo plan estratégico de inversiones que se pondría en marcha una vez concluya el actual, a partir de 2019. El asunto no es baladí, porque de ese nuevo plan depende la producción de plantas como las españolas (SEAT en Barcelona y Volkswagen en Pamplona) cuando finalice el actual plan en menos de tres años. La nueva cúpula del grupo se encuentra tan centrada en resolver la crisis actual que podría postergar esa estratégica decisión.

MÁS INFORMACIÓN

En principio, estaba previsto que durante este mes de noviembre, el fabricante de origen alemán pusiera sobre la mesa las líneas de actuación que llevará a cabo a partir de 2019. Y ahí debería definir qué nuevos modelos asigna a cada planta. El temor de los trabajadores de las fábricas españolas no es tanto que no se materialicen las inversiones anunciadas de 4.000 millones de euros en Navarra y Cataluña. Dan por hecho que así será, como han confirmado los responsables del grupo al ministro de Industria, José Manuel Soria. El problema es cómo les afectará el nuevo plan. Hay muchas dudas, se han retrasado las decisiones estratégicas y casi nos interesa más saber qué va a ocurri dentro de tres años con el empleo, indican fuentes sindicales próxima a la organización.

Hace ahora un año, Volkswagen anunció su intención de invertir 85.600 millones de euros en todo el mundo en sus operaciones automotrices en los próximos cuatro años para poder expandir su presencia en el extranjero, así como para la creación de nuevos modelos y la aplicación de tecnología más innovadora. El grupo indicó entonces que parte de la inversión estaría destinada a nuevos vehículos, cada vez más eficientes, llevando su gasto de capital a entre el 6% y el 7% de sus ingresos hasta 2019.

Más ayudas públicas

Por otra parte, los fabricantes de automóviles que operan en España insisten en que no se demonice a todo el sector por la crisis del grupo alemán. El consejero director general de Nissan en España, Frank Torres, ha indicado que lo importante es que se siga apoyan a la automoción con herramientas como el Plan PIVE. Lo ha hecho en el transcurso de la segunda jornada del XXX Encuentro Auto que IESE organiza en Barcelona, donde Torres ha explicado que continuaremos demandando este tipo de ayudas, que son las que han logrado que lleguemos a producir más de tres millones de unidades al año, y para lograr que el 90% de esos vehículos salgan al mercado exterior, frente a la cuota actual del 80%.

Entre los objetivos de Nissan de cara al futuro, Frank Torres ha indicado que su estrategia responde al doble cero. Esto es, cero emisiones y cero accidentes, gracias a la introducción del vehículo eléctrico y a los de conducción autónoma.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos