Bankia devuelve otros 219 millones al Estado con un nuevo dividendo

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. /R. C.
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. / R. C.

Cuando materialice el abono, la entidad habrá reintegrado 3.083 millones de los 22.424 millones que ha recibido del erario público desde 2010

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El consejo de administración de Bankia ha autorizado el pago de un nuevo dividendo a sus accionistas correspondiente al ejercicio 2018, en lo que supone un abono de 357 millones de euros, un 5% más que la retribución aprobada el año pasado. Con esta medida, la entidad va a devolver a las arcas públicas otros 219 millones de euros, correspondientes a la participación del 61,4% que el Estado tiene en el banco a través del FROB, como principal accionista del grupo.

Cuando Bankia haga efectivo el abono de estas cuantías a sus accionistas, la Administración habrá recuperado 3.083 millones de euros del conjunto de las ayudas públicas que en su momento concedió al grupo financiero. Este importe representa un 13,7% de ese dinero que asciende a 22.424 millones de euros desde 2010. En concreto, los 10.620 millones de euros que recibió con el rescate de mayo de 2013, cuando José Ignacio Goirigolzarri accedió a la presidencia; y otros 11.804 millones que había percibido el grupo BFA, cuando su presidente era Rodrgio Rato.

En concreto, de esos más de 3.000 millones que habrá recuperado el Estado, 1.304 millones corresponden a la primera privatización parcial de Bankia que autorizó el Gobierno de Mariano Rajoy en febrero de 2014, cuando puso a la venta un 7,5% de la propiedad. Otros 818 millones se deben a otra venta del 7% del capital, que tuvo lugar en diciembre de 2017. Y a través del abono de los dividendos -cinco ejercicios consecutivos desde 2014- le han proporcionado al erario público una suma de 961 millones (128 millones en 2014, 195 en 2015, 211 en 2016, 208 en 2017 y los 219 millones autorizados hoy mismo).

El actual Ejecutivo, presidido por Pedro Sánchez, no tiene previsto por ahora realizar ninguna otra privatización parcial o total de Bankia. De hecho, hace pocas semanas amplió el plazo legal para deshacerse de esta participación nacionalizada hasta finales de 2021, cuando el plazo actual vencía a finales de este mismo año. La debilidad de la acción de Bankia, que ha cerrado en los 2,53 euros por título, un 40% menos que hace un año, impide autorizar una venta para maximizar la recuperación de las ayudas públicas concedidas en su momento para salvar la entidad.