BBVA descarta más grandes integraciones entre los bancos

Francisco González, presidente del BBVA. /
Francisco González, presidente del BBVA.

Carlos Torres Vila estima que en tres años la entidad se habrán liberado su 'ladrillo' tóxico y apunta que la devolución de las cláusulas suelo va en la línea con lo planeado, aunque no ofrece cifras sobre esos reintegros.

JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila, ha descartado que el sector financiero español protagonice otra ronda de consolidación de entidades como la que desarrolló durante la crisis. "Quizá quedará alguna operación más pendiente", ha indicado durante la presentación de resultados de la entidad. "Pero no habrá grandes especulaciones", ha matizado para afirmar que de cara al futuro, en cualquier caso, "nunca se sabe y Dios dirá".

Las palabras de Torres Vila llegan con todas las miradas puestas en la situación por la que atraviesa Banco Popular, cuya dirección podría plantear otra ampliación de capital para salvar la situación del banco. El consejero delegado de BBVA, que no ha querido apuntar ningún movimiento en torno a Popular, ha recordado que las fusiones del pasado "fue un movimiento que permitieron tener una base y una mejor eficiencia".

Torres Vila no ha aclarado el ritmo de devolución que lleva BBVA con respecto a las reclamaciones que ha recibido por cláusulas suelo. "El sistema está funcionando con normalidad, es sencillo y ágil", ha indicado para recordar que analizan "cada caso porque la casuística es compleja" y ha afirmado que a quienes se les acepta la queja "se les devuelve todo el dinero", incluidos intereses. El ritmo de reintegros se encuentra en la línea con lo estimado por el banco porque BBVA no ha tenido que ampliar la provisión de 577 millones dotada a finales del año pasado para hacer frente a esta contingencia.

El banco, que ha conseguido un resultado consolidado de de 1.199 millones entre enero y marzo, ha registrado unas ganancias de 375 millones en el negocio bancario en España. Pero mantiene una exposición inmobiliaria valorada en 9.293 millones, aunque se ha reducido un 9% con respecto al año pasado. En cualquier caso, Carlos Torres Vila estima que todavía queda "un periodo de tres años", que será el plazo en el que la entidad pueda "digerir" esta exposición de forma completa.

El banco está llevando a cabo la estrategia de acelerar al máximo el "desagüe" en un entorno de mercado mejor que el visto en años precedentes. En este sentido, Torres vila ha precisado que en estos momentos la demanda de la vivienda es creciente, se ha reactivado la construcción y los precios están al alza, lo que hace que la entidad mantenga una perspectiva positiva que le impulsa a acelerar la reducción de estos activos. De hecho, su exposición al ladrillo se encuentra a la mitad "del pico" que llegó a tener en otros tiempos en cuanto a exposición neta.

México y España, puntales

El Grupo BBVA registró un resultado atribuido de 1.199 millones de euros durante el primer trimestre de este año, un 69% superior al del mismo periodo de 2016 (+79,2% en términos constantes) y el más alto de los últimos siete trimestres. El resultado atribuido trimestral creció en todas las áreas de negocio en términos interanuales, según ha informado este jueves la entidad, que ha achacado este crecimiento a la buena evolución de los ingresos, la moderación de los gastos de explotación y la reducción de los saneamientos.

El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila, ha señalado que el resultado de enero a marzo crece en todas las áreas de negocio y demuestra la capacidad de BBVA para generar ingresos recurrentes en cualquier entorno, al tiempo que ha destacado como factores decisivos "los menores saneamientos y el esfuerzo realizado en el control de los costes".

El margen de intereses mantuvo la tendencia creciente y ascendió a 4.322 millones de euros, un 4,1% superior al del mismo periodo del año anterior (+9,2% a tipos de cambio constantes). Por su parte, el margen bruto alcanzó los 6.383 millones de euros, un 10,3% superior al generado en el primer trimestre del año anterior (+15% excluyendo el impacto de las divisas), mientras que el margen neto alcanzó los 3.246 millones de euros, con un crecimiento del 24,2% al compararlo con el del primer trimestre del año pasado (+31,5% excluyendo el efecto de las divisas). Asimismo, la tasa de mora continuó la tendencia a la baja iniciada en septiembre de 2015 y terminó el trimestre en un 4,8%, frente al 4,9% de diciembre. La tasa de cobertura mejoró ligeramente hasta alcanzar el 71% y el coste del riesgo cerró a niveles del 0,9%.

En términos de solvencia, BBVA incrementó el ratio 'CET1 fully-loaded' en 11 puntos básicos en el trimestre hasta alcanzar un 11,01%, en línea con el objetivo para 2017 (11%). El ratio de apalancamiento 'fully-loaded' se situó en marzo en un 6,6%, según ha precisado el grupo, que mantiene un ratio de liquidez ('Liquidity Coverage Ratio' o LCR) superior al 100% en todas las geografías en las que está presente.

En cuanto a la actividad, el crédito bruto a la clientela, a 31 de marzo, ascendió ligeramente (+0,3%) con respecto a la cifra del pasado mes de diciembre, como consecuencia del aumento de los volúmenes de crédito en las geografías emergentes. En España, la tendencia siguió siendo la misma que en períodos previos: desapalancamiento, a pesar del buen comportamiento de la nueva facturación, que mostró unos crecimientos interanuales del 13,6% en empresas y 30,7% en consumo. A cierre de marzo, esta línea alcanzó 431.899 millones de euros.

Los depósitos de la clientela registraron una ligera disminución en el trimestre (-0,7%), influidos por el retroceso de las cesiones temporales de activos y otros depósitos y, en menor medida, del plazo. El saldo a 31 de marzo era de 398.499 millones de euros.

Transformación del banco

El banco ha destacado que en este trimestre se han vuelto a poner de manifiesto los avances en la transformación de la entidad para ayudar a sus clientes.

A cierre de marzo, BBVA tiene 19,3 millones de clientes que se relacionan con el banco por canales digitales (un 20% más que en marzo de 2016). De estos, los clientes que interactúan a través del móvil suman 13,5 millones, lo que supone un 41% interanual más.

Uno de los objetivos del banco es incrementar las ventas digitales en todas las franquicias. En España, el porcentaje de transacciones que se realizaron por canales digitales en los tres 27.04.2017 primeros meses del año fue del 24%, frente al 17,1% de media en 2016.

Sube el beneficio un 54,2%

En España, el resultado atribuido fue de 375 millones de euros, un 54,2% superior al del primer trimestre del año anterior, con una tasa de mora que se mantuvo en el 5,8% y la cobertura en el 53%.

El margen de intereses generado entre enero y marzo disminuyó un 2,4% interanual, debido a los menores volúmenes de crédito y a ventas de cartera mayorista (esto último con impacto positivo en la línea de ROF).

Un trimestre más, según la entidad, los saneamientos descendieron de forma significativa (-36% en términos interanuales). Sin embargo, en la línea de provisiones se incorporaron 148 millones de euros brutos por costes de reestructuración destinados a seguir mejorando la eficiencia del área.

 

Fotos

Vídeos