Mejoras del 8% y el 10% en dependencia y lucha contra la violencia de género

La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat./
La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat.

El gasto del Estado en políticas sanitarias aumentará si el Parlamento aprueba el proyecto en un 2,3%

ALFONSO TORICESMadrid

Las novedades que trae el proyecto de Presupuestos del Estado para 2017 en el ámbito de actuación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se concentran fundamentalmente en su segundo epígrafe, el de la asistencia social, que cuenta con unos fondos de 2.408 millones de euros, con una mejora de 4,9% sobre 2016, según los datos proporcionados por el Ministerio de Hacienda.

Más información

La documentación entregada por el Ejecutivo destaca especialmente la mejora de recursos para este año en dependencia, protección a la familia e infancia, y en lucha contra la violencia machista. El proyecto, si logra el visto bueno del Parlamento, prevé destinar a cofinanciar junto a las comunidadeas autónomas los gastos básicos de la ley de Dependencia 1.262 millones de euros, lo que supone aumentar la partida de 2016 en 100 millones y un 8,2%. Pese al esfuerzo, los principales grupos profesionales que trabajan en este sector consideran que la mejora es insuficiente, pues creen que para que el Gobierno aporte los fondos indispensables para mantener las prestaciones y servicios ya en marcha, sin obligar a asumir a las comunidades inversiones que no son suyas, debería de haber incrementado los recursos respecto a 2016 en 450 millones.

El proyecto presupuestario también prevé destinar 28 millones de euros, lo que supone una mejora del 10% respecto al año anterior, a la lucha contra la violencia de género. Entre las partidas destacan 14 millones para subvencionar ayudas y asistencia a las víctimas y 10 millones -con un aumento del 19,5%- para la compra de dispositivos electrónicos que permitan vigilar al agresor y controlar que no elude las órdenes de alejamiento y para la ralización de campañas de concienciación contra la lacra.

El ministerio dispondrá de 202 millones para las protección de las familias y la lucha contra la pobreza infantil y de 140 millones para el reasentamiento y reubicación de refugidos extranjeros con hijos menores de edad.

La políticas estatales de Sanidad, área en el que la mayor parte del presupuesto lo ejecutan las comunidades autónomas, tendrán una asignación de 4.093 millones, con una mejora sobre 2016 de un 2,3%, es decir, 92 millones más.