La inversión pública en infraestructuras es de nuevo la cenicienta del Presupuesto del Estado

La inversión pública en infraestructuras es de nuevo la cenicienta del Presupuesto del Estado

El Gobierno recorta más del 20% el gasto total en ferrocarriles, carreteras y obras hidráulicas; sólo sube en aeropuertos

AMPARO ESTRADAMadrid

La inversión pública en infraestructuras vuelve a ser la cenicienta de los Presupuestos Generales del Estado para este año. El recorte en el gasto tanto del Estado como de los entes públicos y sociedades mercantiles estatales supera el 20% respecto al del presupuesto de 2016. En total, este año, se prevé una inversión de 7.540 millones de euros, casi dos mil millones menos que en el ejercicio precedente. Los mayores ajustes lo sufrirán las obras hidráulicas, con una reducción del 48%; el ferrocarril, donde disminuye el 26%; y las carreteras, que tendrán un 8,6% menos de inversión. El recorte en infraestructuras es el más afectado por el ajuste que hace en su conjunto el Presupuesto del Estado, cuyo total de gasto sólo se reduce un 3,3% para cumplir con el objetivo de déficit.

No obstante, el año pasado la inversión efectivamente realizada en infraestructuras fue muy inferior a la presupuestada puesto que el Ministerio de Fomento fue uno de los más afectados por el acuerdo de no disponibilidad de 5.000 millones de euros que el Gobierno adoptó a mediados de ejercicio.

La inversión en obra pública ha caído un 77% desde que empezó la crisis y cerró 2016 en mínimos históricos. El sector representa actualmente la quinta parte de lo que era en los tiempos del boom.

Como hay menos dinero público para carreteras, el Ministerio de Fomento intentará que sean las constructoras las que adelanten la inversión. El ministro Íñigo de la Serna ha explicado hoy que están trabajando para encontrar instrumentos de financiación y colaboración entre la inversión pública y la privada "con el fin de lograr un desahogo en la inversión en infraestructuras". Sin la colaboración público-privada será muy difícil acometer nuevas obras de autovías, al tiempo que es imprescindible acometer más obras de mantenimiento en la red existente. Durante su intervención en un desayuno informativo del Colegio de Ingenieros de Caminos, De la Serna aseguró que los Presupuestos de 2017 contemplan "las partidas suficientes" para acometer los tramos de AVE actualmente en marcha y atender las necesidades de la red nacional.

Lo que más se va a ver afectado es la inversión en carreteras, que depende totalmente de los Presupuestos. Por su parte, las inversiones en puertos y aeropuertos anunciadas (plan de conexión de las instalaciones portuarias y de regulación aeroportuaria (DORA)) están aseguradas, según el ministro, porque Puertos del Estado y Aena financian sus infraestructuras con lo que ingresan por tasas.