El Gobierno francés niega que Renault haya trucado sus motores

Banderas de Renault en un concesionario de Estrasburgo./
Banderas de Renault en un concesionario de Estrasburgo.

El fabricante asegura que la Justicia gala se personó en varias de sus fábricas solo para "completar" la investigación que les exonera de manipulación

EFEparís

La ministra gala de Ecología, Ségolène Royal, ha indicado este jueves que las pruebas de contaminación efectuadas en Francia tras el escándalo de Volkswagen han constatado que se han sobrepasado las normas de emisiones de CO2 y de óxido de nitrógeno en Renault y dos marcas extranjeras, pero que no se ha constatado fraude.

más información

Al término de una reunión de la comisión técnica independiente, la ministra ha precisado a los periodistas que ni Renault ni las otras marcas examinadas, salvo Volkswagen, utilizaron un programa de trucaje.

Royal ha señalado que, hasta el momento, se han analizado 22 vehículos, de los 100 que prevén examinar, y ha añadido que los registros efectuados hoy en diversos locales de Renault no están relacionados con esos exámenes.

Por su parte, el constructor francés de automóviles Renault ha asegurado que no hay pruebas de "la presencia de un programa de trucaje" en sus vehículos, tras los primeros exámenes llevados a cabo por la Dirección General de la Energía y el Clima, dependiente del Ministerio de Ecología y Energía.

Al mismo tiempo, Renault ha confirmado en un comunicado que la Dirección General de la Competencia, el Consumo y la Represión del Fraude (DGCCRF) se personó en su sede social y en sus centros de Lardy y de Guyancort para "proceder a un complemento de investigación (...) que permita validar definitivamente los primeros elementos de análisis" de la comisión técnica independiente.

El comunicado es la primera reacción de Renault tras su desplome en la Bolsa de París (a las 14.15 hora local sus acciones caían un 11%, después de haber llegado a bajar más de un 21%), entre sospechas de un posible fraude en sus emisiones contaminantes similar al de Volkswagen.

"La Dirección General de la Energía y el Clima, en nombre del Ministerio de Ecología y Energía, interlocutor de la comisión técnica independiente, considera que el proceso en marcha no evidencia la presencia de un programa de trucaje en los vehículos Renault", señala la compañía, que lo califica de "buena noticia".

De acuerdo con esa misma nota, la UTAC (Unión Técnica del Automóvil, la Motocicleta y la Bicicleta) "realiza test actualmente en 100 vehículos en circulación, entre ellos 25 Renault", y al final de 2015 "11 vehículos habían sido probados, entre ellos cuatro Renault".

El constructor ha subrayado que "coopera plenamente" con la investigación y que prevé "acelerar" su inversión en soluciones industriales útiles para la protección del planeta.

La llamada de atención sobre los registros en Renault, efectuados hace justo una semana, la dio hoy el sindicato CGT, cuyo responsable en el centro de Lardy, Florent Grimaldi, explicó al canal "BFM TV" que los agentes de represión del fraude actuaron sobre ordenadores de responsables de la planta.

Sin embargo, dijo que los trabajadores no tienen "información sobre los registros" y que solo reclaman mayores medios, especialmente humanos, para trabajar en los programas de descontaminación de Renault.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos