Más de 70 personas conforman la segunda fase de Crisol

Participantes de Plena Inclusión en el programa Crisol. :: P. I./
Participantes de Plena Inclusión en el programa Crisol. :: P. I.

El proyecto se centra en mejorar la empleabilidad de personas en riesgo de exclusión social

ESTRELLA DOMEQUE

La Concejalía de Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Don Benito hace balance «muy positivo» de los primeros compases del Programa de crecimiento e inserción sociolaboral (Crisol) enfocado a mejorar la empleabilidad y la formación de las personas con mayores dificultades de acceso al mercado laboral. En concreto, los destinatarios de este proyecto son los vecinos de los barrios del Noque y La Piedad.

La iniciativa está financiada por el Fondo Social Europeo a través de una subvención de 230.000 euros concedida por la Junta de Extremadura. «El Consistorio debe proporcionar las herramientas necesarias para favorecer la inserción en el mercado laboral», destaca Juan Francisco Dávila, edil delegado de esta Concejalía, refiriéndose a la puesta en marcha de este tipo de programas en el que participan 140 personas.

En la actualidad, 72 de esas personas tienen un contrato de formación y aprendizaje en alguna de las seis entidades sociales beneficiarias del programa, que con APREXS, Cruz Roja, Fundación Secretariado Gitano, Mujeres en Zona de Conflicto, Ozanam y Plena Inclusión. Tiene vigencia hasta 2020 y entre sus fines se encuentran la detección de personas en situación o riesgo de exclusión social en las zonas de intervención, el diseño y desarrollo de itinerarios de inserción sociolaboral y, por último, el seguimiento de cada uno de estos itinerarios.

«Cabe destacar que del total de once proyectos de formación en alternancia con el empleo puestos en marcha a nivel regional, seis se están desarrollando en Don Benito, con una inversión cercana a un millón de euros, y la generación de 90 empleos», indica Dávila.

Mínimos vitales

Por otra parte, desde la Concejalía también se ha informado de que en este año desde los Servicios Sociales Municipales ya se han concedido ayudas para el pago de suministros mínimos vitales, de electricidad, agua y gas, a 251 familias, por un importe de 190.900 euros que financia la Junta de Extremadura.

«Hasta ahora Don Benito ha sido el único municipio extremeño al que se han concedido tres subvenciones en este año para esa finalidad por importe de 210.000 euros», dice el concejal, que concluye que «esto demuestra la firme voluntad de este Equipo de Gobierno por conseguir fondos para luchar contra la pobreza energética y proteger a las personas más vulnerables».