La Pedalada por el Sáhara llega este año al Giro de Italia

Alberto Blanco durante una de las etapas de la anterior edición en el Tour de Francia. :: cedida/
Alberto Blanco durante una de las etapas de la anterior edición en el Tour de Francia. :: cedida

El psicólogo y deportista Alberto Blanco pone en marcha por segunda vez esta iniciativa solidaria

ESTRELLA DOMEQUE

Tras el éxito obtenido en la primera edición de la iniciativa solidaria Pedalada por el Sahara, que se llevó a cabo en el Tour de Francia 2018, se presenta ahora la segunda edición con el reto de recorrer esta vez una réplica de dos etapas de alta montaña alpina del Giro de Italia 2019.

Un total de 319 kilómetros, divididos en dos etapas y nueve míticos puertos del histórico Giro de Italia, incluyendo el paso por los impresionantes Alpes Italianos. Este año el recorrido lo realizará Alberto Blanco, ideólogo de esta actividad, en solitario. El recorrido se realizará entre los días 22 y 26 de mayo. Tres de estos días los destinará a realizar en coche el trayecto desde Don Benito a Italia y su regreso. Un total de 50 horas de carretera y cerca de 5.200 kilómetros de coche. Los otros dos días los utilizará para realizar las etapas ciclistas mencionadas.

El psicólogo y deportista Alberto Blanco, que costeará todos los gastos del viaje, subraya que se trata de un reto deportivo con carácter solidario. Con cada puerto subido está patrocinado por una empresa local y toda la recaudación irá de manera íntegra a la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui (AMAL), con el objetivo de apoyar los programas que llevan a cabo con niños saharauis, en el desierto de Argelia, dentro del campamento de refugiados de Tinduf.

«Con la posibilidad de que este año puede ir creciendo un poco más porque habrá un micromecenazgo, es decir, no sólo está abierto a las empresas fijas, sino que durante la semana que se realice el proyecto se podrá colaborar con una pequeña cantidad, tanto a nivel personal como de empresas», explica Blanco.

Un desayuno saludable

En concreto, toda la recaudación se destinará al programa 'Refuerzo nutricional en la infancia', especialmente diseñado para la colaboración con guarderías del campamento con el objetivo de ofrecer una alimentación sana a la población infantil, a través del desayuno.

«La alimentación del pueblo saharaui es muy básica, prácticamente consiste en legumbres y pasta, que es lo que solemos mandar en las caravanas», explica María Luisa Barbero, presidenta de Amal en Don Benito, que añade que este proyecto surge de una necesidad planteada por el Ministerio de Educación saharaui, «en la que se nos pide si podemos ayudar a que guarderías con niños de edades comprendidas entre los 3 y 5 años tengan una alimentación más saludable».

Así, el año pasado, gracias a esta iniciativa y con la colaboración de otros colectivos de apoyo al pueblo saharaui, consiguieron que durante tres meses 376 niños de una guardería tuvieran un desayuno saludable con huevos duros, yogures, pan, mantequilla y mermelada.