Iberitos presenta sus instalaciones del polígono San Isidro

Visita institucional a las instalaciones de Iberitos. :: e. domeque/
Visita institucional a las instalaciones de Iberitos. :: e. domeque

La delegada del Gobierno, Yolanda García, visitó ayer la nueva fábrica, que mantiene su plantilla

ESTRELLA DOMEQUE

La nueva fábrica de Iberitos en Don Benito recibió ayer una de sus primeras visitas institucionales. La delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, pudo conocer de primera mano las nuevas instalaciones que esta industria agroalimentaria ha puesto en marcha en el polígono industrial San Isidro y que se encuentran en pleno funcionamiento desde hace unos meses, cuando se hizo efectivo el traslado de Santa Amalia a la localidad dombenitense, anunciado en 2016.

«Es una empresa que ha tenido el acierto de ampliar sus instalaciones gracias al éxito empresarial de sus años de trayectoria y de su buen hacer, que la convierten en un ejemplo de lo que Extremadura tiene que hacer de cara al futuro, pues el sector agroalimentario debe ser el motor de la economía extremeña», apuntaba García Seco a su llegada a la fábrica.

La representante del gobierno en la región subrayó la cooperación que en esta empresa se da entre distintos productores, la mayoría del sector primario, «que han decidido poner la imagen de Extremadura en toda España y en muchos de los países en los que ya están presentes».

Durante el recorrido por las instalaciones, García Seco estuvo acompañada por el alcalde de la localidad, José Luis Quintana, y distintos directivos de la empresa. «Siento una gran satisfacción porque esta empresa esté en Don Benito, es algo muy importante pues se trata de una referencia industrial de la que podemos presumir», afirmaba el primer edil.

Traslado

Después de 10 años en la localidad de Santa Amalia, donde nació la empresa en 2007, la necesidad de expansión obligó a trasladar las instalaciones para poder dar respuesta a la demanda cada vez mayor de patés y cremas para untar en sus distintos formatos y variedades, que en la actualidad son más de 60.

Un nuevo proyecto que contó desde el primer momento con el respaldo del Ayuntamiento de Don Benito. «Para nosotros, el alcalde es un aliado estratégico para este proyecto», reconocía Daniel Nieto, consejero delegado de la empresa.

Las nuevas instalaciones, en las que se han invertido alrededor de 10 millones de euros, cuentan con una superficie de 30.000 metros cuadrados en una misma parcela, de ellos 16.000 se encuentran edificados y tienen además posibilidad de ampliación. «Alcanzamos una capacidad de producción que antes no teníamos, de ahí el traslado y venir a un sitio estratégico como es Don Benito, con este macropolígono que nos permite tener posibilidad de crecimiento, lo que augura un gran futuro», explicaba Nieto.

Para esta nueva andadura, la empresa mantiene a la plantilla que tenía en Santa Amalia que, en sus picos de producción, alcanza los 140 trabajadores. «Hacemos muchos procesos manuales, que aseguran un producto de excelente calidad, pero también automatizamos otros porque tenemos que ser competitivos en un mercado cada vez más global», concluía.