La Fiscalía reclama 27 años de cárcel para el acusado de un asesinato en Don Benito

Pasquín que fue repartido por la Policía tras la muerte violenta de mayo de 2017. /Hoy
Pasquín que fue repartido por la Policía tras la muerte violenta de mayo de 2017. / Hoy

Considera al conocido delincuente Emilio Sánchez Mauriño autor de los disparos que acabaron con la vidade un hombre en 2016

Juan Soriano
JUAN SORIANO

En apenas cinco meses, entre diciembre de 2016 y mayo de 2017, la ciudad de Don Benito se vio sacudida por dos crímenes similares. En ambos falleció un hombre tras recibir disparos de bala en plena calle. Las investigaciones apuntan a que fueron obra de una misma persona, que se enfrentará a una petición de pena de 27 años de cárcel por el primero de estos casos.

El principal acusado es Emilio Sánchez Mauriño, un conocido delincuente que ha sido condenado, entre otros delitos, por homicidio en 1990, 1997 (en dos ocasiones) y 2001 en juzgados de Sevilla, Badajoz y Ciudad Real; así como por lesiones y tenencia ilícita de armas en 2013 en Don Benito. La Fiscalía considera que actuó como cómplice Juan Antonio H., quien también recibió una condena en 2014 por delitos de atentado y lesiones.

La acusación pública estima que el 20 de diciembre de 2016, puestos previamente de acuerdo y con la intención de acabar con la vida de Manuel González, llamaron por teléfono a la víctima para pedir que les suministrara droga.

Según la Fiscalía, Manuel González acudió primero a un establecimiento cercano a comprar un bote de gas para recargar el mechero y, de vuelta a su casa, fue abordado por los dos acusados. Cuando vio que Emilio le apuntaba con un revólver intentó huir, pero una lesión que tenía en una pierna le impedía moverse con agilidad, por lo que no pudo escapar de su agresor.

La acusación pública sostiene que Emilio Sánchez Mauriño hizo cuatro disparos. Dos impactaron en las piernas de Manuel, el tercero no alcanzó a la víctima y el cuarto fue directo en la cara cuando se encontraba indefensa en el suelo.

A continuación, se cree que los dos implicados huyeron del lugar en un vehículo conducido por Juan Antonio. Emilio se deshizo del arma, que no ha podido ser localizada.

La Fiscalía reclama para Emilio Sánchez Mauriño 25 años de prisión por un delito de asesinato con la circunstancia agravante de reincidencia, además de dos años por un delito de tenencia ilícita de armas. Para el otro acusado solicita una pena de doce años de cárcel por cómplice de asesinato. Junto a esto, pide que indemnicen con 175.000 euros a la hija del fallecido, con 100.000 a la madre y con 45.000 a sus tres hermanos.

El juicio por estos hechos, que se celebrará por el tribunal del jurado, tendrá lugar previsiblemente en la sección emeritense de la Audiencia Provincial a finales de este año o comienzos del próximo.

Detención en 2017

Juan Antonio H. fue detenido el día después de la muerte de Manuel González, pero la Policía Nacional alertó de que no se trataba del autor material de los disparos, quien ya había sido identificado pero que aún no había sido localizado.

Cinco meses después de estos hechos, a finales de mayo de 2017, se produjo otro asesinato en Don Benito. Un hombre recibió un disparo en el pecho a las 10.30 de la mañana en la plaza de Cijara, en el barrio del Noque.

El presunto autor de los disparos se dio a la fuga y fue detenido en Mérida sobre las 13.00 horas tras una persecución en la que participaron agentes de las comisarías de Policía Nacional de Badajoz, Mérida, Don Benito y Villanueva. Se trataba de Emilio Sánchez Mauriño. También se detuvo en Don Benito a su hermano Manuel por su posible implicación en estos hechos.

Ambos son a su vez hermanos de José Sánchez Mauriño, condenado a 43 años de cárcel por la muerte de tres personas en el club de alterne Tabarín de Don Benito en marzo de 2012.