El SES afirma que la actividad del servicio en verano será la equivalente a tres oncólogos

Miembros del SES y Vergeles en la presentación del hospital. :: hoy/
Miembros del SES y Vergeles en la presentación del hospital. :: hoy

Desmiente que se estén anulando citas y asegura que se han mantenido los tratamientos

ESTRELLA DOMEQUE

El Servicio Extremeño de Salud (SES) salía ayer al paso de las declaraciones realizadas por los presidentes de las juntas locales de la Asociación Española Contra el Cáncer de Don Benito y Villanueva, Diego Soto y Tomás Román, sobre la situación del Servicio de Oncología del hospital comarcal. En una nota de prensa mostraban su deseo de tranquilizar a los pacientes oncológicos del Área de Salud Don Benito-Villanueva de la Serena ante algunas informaciones. El SES dice entender que los pacientes con cáncer puedan estar preocupados, «pero deben saber que el Servicio Extremeño de Salud garantiza la actividad asistencial en el Servicio de Oncología».

Por otra parte, señalan que no es cierto que se vaya a reducir la plantilla en verano. «Ante el déficit de profesionales y gracias a las gestiones del SES, del área de salud y al apoyo externo de los hospitales de Badajoz y Cáceres, el Servicio de Oncología mantendrá su actividad equivalente a una plantilla de tres oncólogos», indican.

En ese sentido dicen que «ante las dificultades reconocidas por el SES y gracias al apoyo de otras áreas, se ha mantenido la actividad de los tratamientos y se ha incrementado la de consultas». El SES asegura además que no hay anulaciones sino reprogramaciones de consultas «para ofrecer una mayor fluidez asistencial».

Por último, solicita a asociaciones y colectivos corroborar los datos con el SES «para no crear alarmas innecesarias que confundan a pacientes con enfermedades muy sensibles».

Angustia en los pacientes

Sin embargo, los parches previstos por el SES en los meses de verano, con ese equivalente a una plantilla de tres oncólogos, no resolverían una de las principales reclamaciones que recibe la Aecc por parte de los enfermos de cáncer. «La intranquilidad es tremenda porque el paciente tiene un trato con el oncólogo muy directo, algo de lo que carece. Así, llega a la consulta pensando que le va a ver un médico y no, es otro. No sabe cuándo le va a tocar o con quién. Esa es la angustia que tienen», lamentaba Soto, que justifica la actuación del colectivo en que muchos de sus asociados les piden hacer algo como asociación.

Ya hace unos meses les invitaron a hacer reclamaciones. La respuesta fue tan grande que se colapsó ese servicio. Además, critican que ya en febrero les aseguraron que en marzo habría incorporaciones, «pero pasó ese plazo y luego nos dijeron en mayo, que también se ha pasado. Ahora ya dicen que cuando pase el verano». Una situación que les ha obligado a mover ficha.