El aeródromo de Don Benito se trasladará a la parte trasera del hospital

Raúl Blesa y José Luis Quintana firman el convenio. :: hoy/
Raúl Blesa y José Luis Quintana firman el convenio. :: hoy

Los terrenos donde se encuentra ubicado el actual se recalificarán e integrarán en el polígono

ESTRELLA DOMEQUE

El aeródromo de Don Benito cambiará de ubicación después de la firma de un convenio entre el Ayuntamiento y el Aeroclub Vegas Altas Don Benito. Con la firma del acuerdo se establece la cesión de los terrenos en los que irá incluido el nuevo aeródromo. Para la realización del mismo, los próximos pasos a seguir serán la presentación del Proyecto Técnico Aeronáutico en la AESA y tramitar el documento ambiental simplificado. Se estima que el traslado podría ser eficaz en el plazo de un año.

«La idea es integrar el terreno del actual aeroclub en el polígono industrial y tener así parcelas para ofrecerlas de nuevo a empresarios que quieran realizar las inversiones oportunas», explicaba el alcalde, José Luis Quintana, «una vez tengamos toda la documentación se preparará el terreno para cambiar las instalaciones lo antes posible para proceder a recalificar los terrenos del actual».

El convenio permite la ocupación y utilización por parte del aeroclub de dos parcelas en los polígonos 612 y 512, que comprenden el triángulo Don Benito, La Haba y Villanueva de la Serena, en la parte trasera del actual hospital comarcal. Un terreno que se utilizará para la actividad aeronáutica en toda su extensión, incluidos los servicios de helipuerto, así como actividad relacionada con las emergencias sanitarias, servicio de apoyo contra incendios o el mantenimiento de aeronaves.

La iniciativa ha sido bien recibida por parte del aeroclub, que tiene intención de poner en marcha una escuela de vuelo para la formación de pilotos. Para el presidente de la entidad, Raúl Blesa, el nuevo aeródromo «va a ser único en Extremadura, sobre todo por sus dimensiones».

Quintana ha explicado que en el proceso de cambio del aeródromo, el primer paso fue la aprobación de un decreto en marzo de este año por el que se contrataba el servicio técnico necesario para la elaboración del estudio, redacción y visado del proyecto. Ya en el pleno correspondiente al mes de abril se procedió a la suspensión de la licencia para el estudio o reforma del Plan General vigente, para la posible recalificación de terrenos con destino al aeródromo.

Y, por último, se llevó el procedimiento administrativo por parte de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea para la concesión de la compatibilidad aérea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos