Un incendio fortuito causó daños materiales en la perrera

Estado de las instalaciones tras el incendio. :: hoy/
Estado de las instalaciones tras el incendio. :: hoy

Desde el Consistorio advierten de la falsedad de un mensaje en las redes sociales en el que se pide ayuda económica

ESTRELLA DOMEQUE

Hace unos días, la granja educativa el Mansegal de Don Benito sufrió un incendio en el que no hubo que lamentar daños personales, pero sí materiales, a causa de un fuego que según fuentes municipales se inició de manera fortuita en la zona de oficinas.

El alcalde de Don Benito, José Luis Quintana, señala que el seguro va a cubrir los gastos de todos los desperfectos sufridos a causa del incendio y, al mismo tiempo, ha querido informar de la falsedad de un mensaje que circula por las redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea en el que se solicita ayuda para la perrera, como mantas, collares, comederos o comida, pero también económica.

Según destaca Quintana no existe esa necesidad, ya que el seguro va a correr con los gastos de lo que se ha perdido. Pese a lo aparatoso del incendio, los daños han sido provocados principalmente por el humo y se han producido en la zona de oficinas. Sin embargo, tras publicarse las imágenes en las páginas de algunas protectoras de animales, saltaron las alarmas.

La perrera, que se encuentra en las instalaciones de la granja educativa, en ese momento daba cobijo únicamente a un perro que fue trasladado antes de que se propagara el incendio. Por eso, desde el Ayuntamiento quieren trasmitir la tranquilidad a la ciudadanía en general y a las protectoras de animales, en particular, ya que no ha habido daños a seres vivos. «No necesitamos nada, que nadie ingrese dinero para la perrera por este asunto, porque no es necesario, ya se ha dado parte al seguro y se está actuando, los daños son exclusivamente materiales y pese a ser muy alarmantes, por lo aparatoso del humo, no son cuantiosos», señala el primer edil. Así, una vez que actúe la aseguradora, el Consistorio espera que todo vuelva a la normalidad en las instalaciones de la granja educativa.