«Nadal volverá a jugar una final de Wimbledon, es un tremendo animal competitivo»

Nadal, en un entrenamiento previo a Wimbledon. /
Nadal, en un entrenamiento previo a Wimbledon.

autor del libro 'Sin red'

JAVIER BRAGADOMadrid

Sebastián Fest es un periodista con pedigrí en el mundo del tenis. El argentino de ascendencia alemana ha observado los entresijos del deporte de la raqueta en más de un centenar de torneos y más de 50 'grand slam'. Ha compartido con las estrellas y sus acompañantes momentos previos y posteriores de los triunfos o derrotas en diferentes lugares físicos y emocionales en las últimas décadas. Con las experiencias, entrevistas y una distancia de seguridad periodística ha escrito 'Sin red', un libro que aprovecha el duelo entre Rafael Nadal y Roger Federer como hilo canalizador del relato y que ofrece retratos de las leyendas con los ojos de quienes le rodean y sobre otros aspectos tangenciales.

«La relación entre ellos no es la misma. Hubo en algún momento un quiebre, a finales de 2011. Esa dupla que se enfrentaba en la cancha de manera muy correcta y amable aunque fuera hasta el último punto y que fuera de ella impulsaba una serie de programas conjuntos para el tenis e ideas se quebró porque Federer y Nadal pensaban muy distinto sobre cómo debería ser el tenis del futuro», explica desde Argentina el periodista sobre sus actores principales. Del tercero en discordia, Novak Djokovic, tampoco se olvida el autor porque ha visto entre pasillos y pistas a sus objetos de observación algo más que lo que se observa en la televisión. «No sé sabe porque no se quiere contar. En el libro cuento cuando Boris Becker hace unas declaraciones sobre la rivalidad en el tenis. Para el negocio y para la imagen del tenis ni a los jugadores, ni a la ATP actualmente, ni a las marcas les conviene esos enfrentamientos fuertes de los setenta y ochenta. Se vive otra época y se pretenden otras historias, pero sería un poco ingenuo pensar que a Federer y a Nadal les pueda caer simpático al 100% una persona que viene a quitarles lo que era de los dos durante todos estos años. Djokovic también es un tipo de gran personalidad, distinto, entiende el tenis y el manejo del público de otra manera y eso a Federer y a Nadal les irrita», desvela quien fuera durante seis años el presidente de la Asociación de Escritores de Tenis.

También Nadal despliega otra imagen cuando abandona desafiante las zonas de exposición a la prensa. «Es una persona muy educada, muy competitiva, que también duda más de lo que se cree, que le gusta polemizar, que cuando está convencido de algo se quiere imponer», dibuja Fest. «A veces es salvaje porque está convencido de aquello en lo que cree y no mide las consecuencias. Por ejemplo en el caso del doping de Richard Gasquet salió en tromba a a defenderlo muy fuerte y muy claramente. Y eso no para él era exactamente beneficioso en términos de imagen pública. No especuló sino que salió a defender a un amigo», recuerda Fest, aunque matiza: «Cuando está en la intimidad se suelta mucho más, es gracioso y más políticamente incorrecto de lo que es en público».

La familia Nadal

En su viaje por el mundo para descifrar a Roger Federer y Rafael Nadal el autor también se detuvo en Manacor, la tierra del astro del deporte. En el libro reproduce sus encuentros con el alcalde de la localidad balear y especialmente con el entorno, esa familia que ha configurado el carácter del tenista y del hombre, con su gusto por el debate y la discusión. Por supuesto, merece un capítulo especial Toni Nadal, tío y entrenador, quien suele revelar más secretos de los que desearía el jugador y su equipo al tiempo que sus exigencias e interrogantes exigen mucho a todos los que se acercan. «Es muy intenso, excesivo, puede ser abrumador, pero están cortados por la misma tijera y Nadal puede terminar jugando así. El método funcionó, pero quizás hay que pensar en cambiar», se atreve a sopesar Sebastián Fest a la hora de recordar sus encuentros con el forjador. Sin embargo, el autor reconoce que el cambio materializaría la utopía más clara de todas las potenciales: «La bomba sería que un día Nadal dijera que quiere entrenador con otro, pero eso no va a suceder. Pero si sintiera que su tío le transmite dudas sería algo que debería preocupar a los dos».

El autor de 'Sin red' repasa su libro desde Argentina antes de viajar a Londres para volver a informar sobre el torneo de Wimbledon, donde ha vivido momentos especiales de la historia reciente del tenis. Aquel duelo de 2008 que todos los tenistas recuerdan de manera vívida también le ha servido para descubrir lo que han significado para su deporte. «Aquel partido tuvo todos los ingredientes de un gran partido porque a medida que se iba jugando se iba haciendo mayor y se convirtió definitivamente en histórico cuando Nadal gana una final, en un torneo y ante un rival de una manera que era impensable cuando comenzó a jugar al tenis. De Nadal se creía, y con razón, que sólo iba a ser un jugador de tierra, pero eso no fue así y esa final de Wimbledon con poca luz, con interrupciones... Dieron todos los ingredientes necesarios para una épica que durará décadas», rememora el periodista sudamericano. Enfrentado con la actualidad, que se repita parece improbable, aunque Fest asegura que el balear volverá a una final en el All England Club: «Creo que sí. Nadal es un tremendo animal competitivo, no concibe entrar a una cancha de lo que sea o jugar a las cartas sin tratar de ganar por aplastamiento al contrario. Eso sigue ahí. Tiene hoy dudas, quizás no tantos problemas físicos, pero en cualquier momento puedo estar ahí». Desde el prisma de experiencia, Sebastián Fest se atreve a desvelar la fórmula triunfadora para el español en el césped británico: «Wimbledon es un torneo pródigo en sorpresas porque es una superficie especial y la lógica no siempre impera. Llegar sin presión a veces es muy bueno para los deportistas. Nadal ganó en Sttugart y él sabe jugar en césped. Jugó cuatro finales, ganó dos torneos. Lo que necesita es confianza y un poco de suerte y eso no sería inusual que en algún momento suceda». Podría ser un nuevo capítulo si reeedita su libro.