Tenis

Nadal, a dos de Federer

Rafa Nadal y Roger Federer, en las semifinales de Roland Garros. /Efe
Rafa Nadal y Roger Federer, en las semifinales de Roland Garros. / Efe

El español se sitúa a dos títulos del récord de Grand Slams del suizo, una carrera a la que cada vez le quedan menos etapas

ENRIC GARDINERMadrid

La eterna batalla entre Roger Federer y Rafael Nadal sobre quién es el mejor tenista de la historia y quién conseguirá más Grand Slam cuando sus carreras se apaguen está llegando a las etapas finales. El último Roland Garros de Nadal, el número doce de su carrera, sitúa al español tan solo dos títulos por detrás del suizo, el margen más estrecho al que ha llegado a estar el manacorense.

La disyuntiva llega ahora, con la duda de cuántos será capaz de retener Nadal de aquí a que decida tomar el camino de la retirada y si Federer, con 37 años y tras más de año y medio de sequía, podrá añadir alguno a su palmarés.

El panorama ha variado mucho en los últimos dos años y medio. A inicios de 2017, cuando Novak Djokovic y Andy Murray arrancaban el año tras un 2016 completamente dominado por sus raquetas, aventurarse a ver a Nadal y Federer sumando más 'majors' parecía casi imposible. El suizo estaba anclado en 17 desde Wimbledon 2012. No triunfaba en Australia desde 2010, en Roland Garros desde 2009 y en Nueva York desde 2008.

En el caso de Nadal, 2014 había significado su último baile con la Copa de los Mosqueteros en París. El Abierto de los Estados Unidos 2013 y Wimbledon 2010 eran sus marcas más recientes fuera de la arcilla francesa. Parecía improbable pensar en su revitalización y Djokovic, por entonces con 12 Grandes -ahora tiene 15-, emergía como la gran alternativa y la gran amenaza.

Pero 2017 lo cambió todo. La resaca tras el excelso 2016 de Murray y Djokovic consumió al británico y al serbio y Nadal y Federer se repartieron los cuatro Grand Slam. Australia y Wimbledon para el helvético y Roland Garros y Nueva York para el de Manacor. 19 y 16 trofeos, respectivamente. Tres de diferencia que parecía una renta suficiente para un Federer que además ampliaría el margen cuando reeditó su triunfo en Melbourne en 2018. 20 a 16.

Ahí se secó la nueva versión de Federer, quien desde entonces solo acumula unas semifinales, unos cuartos de final y dos octavos en Grand Slam, lo que ha permitido a Nadal recortar la distancia a dos, gracias a los últimos Roland Garros, el undécimo y el duodécimo en su cuenta particular.

El balear es, además, el que más cerca está en el resto de superficies. Mientras que Federer solo parece optar realmente al título en Wimbledon, Nadal hizo semifinales el año pasado en Londres y Nueva York, donde se tuvo que retirar por problemas en la rodilla, y final en Melbourne, aplastado por un incontestable Djokovic.

«No estoy preocupado por si cojo a Roger o no. No puedes frustrarte todo el tiempo porque el vecino tenga una casa más grande o un mejor televisor. No es así como veo la vida», explicó Nadal tras levantar su duodécimo Roland Garros.

Sin embargo, esa pelea por ser el tenista con más Grand Slam de puede ser el dato definitivo que decida entre quién es el mejor de la historia. Con el cara a cara ganado (24-15) y la victoria moral de haber ganado en el jardín de Federer (Wimbledon 2008) -mientras que el suizo nunca ha batido a Nadal en Roland Garros- ser el que más 'major' gane puede decidir el debate.

A favor de Nadal juega el tiempo y la edad (33 por 37 años) y el ser el claro dominador en un torneo y una superficie, algo que Federer, por mucho que haya vencido en ocho ocasiones en el All England Club, no puede decir.

Más información