Murray se da una segunda oportunidad

Andy Murray, tras el partido ante Roberto Bautista./Lucy Nicholson (Reuters)
Andy Murray, tras el partido ante Roberto Bautista. / Lucy Nicholson (Reuters)

El torneo de Marsella, del que el tenista anunció su baja, señaló que el británico se operará de la cadera, lo que podría derivar en un intento de no abandonar el circuito

ENRIC GARDINERMadrid

Andy Murray no ha dicho su última palabra en el circuito. Después de la emocionante rueda de prensa en la que anunció que no podía continuar jugando, el escocés quiere darse una segunda oportunidad, o, al menos, es lo que parece.

En la mañana de este viernes, el torneo de Marsella, que se disputa del 18 al 24 de febrero, anunció la baja de Murray. En un comunicado publicado en su página web, la organización del mismo explicó que el tenista británico no participará en un torneo que ganó en 2008 a la espera de que se someta a otra operación de cadera.

«Me pone triste ver a un gran jugador pasar por todo esto. Espero que pueda sobreponerse a todo esto y volver a las pistas para poder terminar su carrera de la manera que él quiera», subrayó Jean-François Caujolle, director del torneo de Marsella.

Murray ya pasó por el quirófano a principios de 2018, lo que le mantuvo seis meses fuera de las pistas, volviendo a la competición en Queens, la antesala de Wimbledon.

Tras acabar prematuramente la temporada, con el objetivo de tener una preparación mejor para este 2019, Murray se derrumbó en la rueda de prensa previa al Abierto de Australia y confirmó que la posterior derrota ante Roberto Bautista podía ser su último partido como profesional.

La épica derrota abrió el camino de la especulación y los gritos de que no se retirara. «Si este va a ser mi final, ha sido un gran final», sentenció Murray tras perder en cinco sets.

El escocés dejó caer que otra operación en la cadera sería posible y salió de Melbourne rumbo a un futuro incierto.

Entre todas esas dudas, Bob Bryan, uno de los mejores doblistas de la historia con 16 títulos de Grand Slam, le expuso su caso. El americano se operó de la cadera en agosto del año pasado y le fue implantada una prótesis, la cual le ha permitido volver a competir en este Abierto de Australia junto a su hermano Mike.

«Simplemente le he presentado esta opción. Solo le estoy diciendo que me siento bien, que la calidad de vida es buena y que los entrenamientos están yendo bien. Quizás aún no esté al 100 %, pero solo llevo cinco meses con ello. Hasta lo que sé, no puedo garantizarle nada, pero creo que está en el punto en el que está puede ser su última opción», explicó Bryan en declaraciones recogidas por los medios ingleses.

Ante la especulación surgida por la información distribuida por el torneo de Marsella, un portavoz de Murray dijo que el de Dunblane se perderá también los torneos de Montpellier y Dubái, pero que no está decidido aún si se operará o no.

El tres veces campeón de Grand Slam dejó clara su intención de acabar con catorce años de carrera en Wimbledon. Quizás con una operación de cadera no llegaría al Grand Slam londinense, pero quizás se abriría un mejor futuro para él. La decisión está en sus manos.