Rafa Nadal, el primero en ayudar tras la tragedia

Con botas, con el cepillo para achicar agua y con la mejor voluntad, Rafael Nadal también ha querido poner su granito de arena en la tragedia de Sant Llorenç, en Mallorca. Pese a que la intención del tenista era ser lo más discreto posible, "echar una mano" sin más, todos los medios de comunicación del planeta se han hecho eco de su tremenda solidaridad. Un gesto que ha merecido incluso la portada del 'The Times'. Un gran deportista en la pista que ha demostrado ser además una gran persona fuera de ella en estos momentos tan difíciles para sus paisanos.