Gran Premio de Silverstone

Lorenzo intenta reafirmar su compromiso con Honda

Marc Márquez y Jorge Lorenzo, charlando de forma amena./Karim Jaafar/AFP
Marc Márquez y Jorge Lorenzo, charlando de forma amena. / Karim Jaafar/AFP

El mallorquín volvió a hacer acto de presencia en un gran premio, tras perderse cuatro carreras por lesión, en una comparecencia de prensa en la que intentó desviar el interés por los contactos que desde su entorno se han mantenido con Ducati en las últimas semanas

BORJA GONZÁLEZSilverstone

El día previo del arranque del Gran Premio Británico estaba marcado como el del regreso de Jorge Lorenzo que, además, era uno de los invitados a la rueda de prensa oficial de cada jueves, junto al líder del Mundial, Marc Márquez, y a Andrea Dovizioso, Valentino Rossi, Cal Crutchlow, Jack Miller y Fabio Quartararo. El mallorquín se sentaba delante de la prensa para comentar, primero, cuál es su estado físico, después de perderse las últimas cuatro carreras y pasar casi dos meses recuperándose de la lesión en una vértebra que se produjo en una caída en Assen y, después, cómo ha vivido este periodo en el que su nombre se ha vuelto a vincular con Ducati, primero con una opción para 2020, después ya de cara a 2021.

Un extremo, el de las negociaciones con la marca italiana para el próximo curso, no desmentido por su manager, y reconocido en Austria por los propios dirigentes de la casa roja. Una situación que ha generado tensiones en su relación con su actual escudería, el equipo oficial de Honda, lo que convirtió en un mal trago este esperado regreso. «Nunca había sufrido en mi carrera una lesión en la espalda, y es algo serio, y sinceramente esto me creó dudas sobre mi vida, sobre mi carrera, y creo que es humano, es normal, tener estas dudas», argumentó Lorenzo sobre el por qué de lo ocurrido en este periodo. «Cuando empecé a sentirme mejor, y más recuperado, estas dudas empezaron a desaparecer, y empecé a estar convencido otra vez del compromiso y el reto que hace más o menos un año decidí asumir, el reto de ser competitivo también con una Honda de MotoGP, para poder ganar con ellos, aunque sea algunas carreras, y hacerlo con tres motos distintas. Después de recuperarme y de saber que la lesión no iba a ser seria otra vez asumí este compromiso que adquirí en este reto y llamé a Alberto (NdR: Puig, máximo responsable deportivo de HRC) y a Honda y les dije que quería seguir con este compromiso».

«Nunca había sufrido en mi carrera una lesión en la espalda, y es algo serio, y sinceramente esto me creó dudas sobre mi vida, sobre mi carrera, y creo que es humano, es normal, tener estas dudas JORGE LORENZO

Un discurso con el que trató de pasar por alto, sin desmentirlo, y con el argumento de sus dudas vitales, unos movimientos que, a priori, no facilitan el regreso a su actual entorno de trabajo, con ocho grandes premios por disputar en 2019, y con todo 2020 completo, después de que reiterase que, ahora, su intención es cumplir con su actual contrato. «Bueno, ha habido muchos rumores acerca de eso, pero yo no estaba ahí ni he dicho nada, porque sabía que tenía dos años de contrato con Honda; porque la situación empezó a ser muy extraña y los rumores empezaron a crecer decidí llamar a Alberto para hacerle saber que mantenía mi compromiso con la fábrica».

Evitó el corrillo de españoles

Dadas las explicaciones en inglés, idioma oficial de esta comparecencia, Lorenzo, por deseo de Honda, no contestó a las preguntas de la prensa española, unos cinco minutos de 'corrillo' para el que siempre están disponibles los pilotos españoles presentes en este acto previo al arranque de la acción en pista. Un hecho sorprendente pero que no escondió el miedo de la marca japonesa a que su piloto terminase embrollando más una situación ya de por sí complicada. «Lógicamente, hay que estar a las buenas y a las malas», terminó diciendo por su parte Márquez, preguntado por su opinión por la espantada de su compañero de equipo y en una respuesta que estuvo lejos de ser un capote. «Seguramente que quiera evitar preguntas, como se ha visto en la rueda de prensa en inglés con la pregunta estrella. Quizá en el calentón, quizá en casa, pues con las dudas se movió hacia un lado y hacia otro, sin pensar bien las consecuencias. Al final, cuando te comprometes con un proyecto ganador como es Honda tienes que seguir con ese proyecto y, como la frase que lleva él en el casco, si eres un campeón tienes que demostrar que cuando confías en algo lo tienes que hacer».

«Hay que estar a las buenas y a las malas. Cuando te comprometes con un proyecto ganador como es Honda tienes que seguir con ese proyecto y, como la frase que lleva él en el casco, si eres un campeón tienes que demostrar que cuando confías en algo lo tienes que hacer» MARC MÁRQUEZ

Una secuencia que da un 'interesante' pistoletazo de salida a una prueba que se disputa en un circuito recién asfaltado (en 2018 tuvieron que cancelarse las carreras por la imposibilidad de competir en agua en aquel Silverstone), un trazado en el que Márquez no gana desde 2014 en unas temporadas en las que se han visto desde entonces victorias de Yamaha (Rossi en 2015), Suzuki (Maverick Viñales en 2016) y Ducati (Dovizioso en 2017), lo que invita a pensar en un fin de semana más igualado de lo habitual, viniendo además con la imagen en la retina del fantástico final de la última carrera de MotoGP, con el adelantamiento en la última curva de Dovizioso sobre el líder del campeonato.