MotoGP

La carrera imparable de Marc Márquez

Marc Márquez celebra su séptimo título mundial, el quinto en la máxima categoría./EFE
Marc Márquez celebra su séptimo título mundial, el quinto en la máxima categoría. / EFE

Sin haber cumplido aún los 26 años, continúa con su escalada en la historia del motociclismo con su séptimo título mundial, el quinto en MotoGP

BORJA GONZÁLEZMadrid

Por cómo se decidió diríamos que el de 2018 ha sido un Mundial de MotoGP poco competido, con un campeón que lo fue de manera clara. Marc Márquez certificó su séptima corona, la quinta en la clase reina, con todavía tres carreras por disputarse. Además sumó ocho victorias, el doble que el segundo que más veces ganó, Andra Dovizioso. Aunque esto esconde que, en realidad, en pista se han vivido pruebas muy disputadas, igualadas y con variedad de pilotos y de marcas. Porque si una cosa ha conseguido MotoGP es que con los diferentes cambios reglamentarios todo se haya equilibrado, para envidia de muchas competiciones de motor.

Aparte de Márquez y Dovizioso también subieron a lo más alto del podio Jorge Lorenzo (tres veces), Cal Crutchlow y Maverick Viñales, que en Australia rompió la sequía histórica de Yamaha (25 domingos consecutivos sin ganar). Aunque terminó siendo Valentino Rossi el mejor clasificado de Yamaha en la general, tercero por detrás de Dovizioso y de Márquez. Cuarto finalizó Viñales, y quinto Álex Rins, que colocó a la Suzuki en puestos de podio en cinco ocasiones, tres de ellas en los últimos cuatro grandes premios, como anticipo de lo que podría llegar en 2019. Con los logrados por Andrea Iannone, cuatro, Suzuki ha alcanzado este año los nueve cajones, por los 13 de Yamaha (incluyendo a Johann Zarco), los 16 de Ducati (los dos oficiales y Danilo Petrucci) y los 17 de Honda (los del campeón más tres de Crutchlow). Diez de los 24 pilotos de MotoGP han subido al podio, incluyendo a Pol Espargaró, que en Valencia hizo que KTM se estrenase y que hizo que cinco de las seis marcas que compiten en MotoGP se hayan ido al invierno con por lo menos un trofeo como premio.

Así que pese al rendimiento del huracán Márquez (subió al podio en las 14 carreras en las que puntuó) el último curso ha dejado carreras muy igualadas, finales espectaculares, polémicas y muchas caídas y accidentados. En Catar Dovizioso se impuso a Márquez por 0.027 segundos, en Argentina Crutchlow a Zarco por 0.251, en Brno Dovizioso, Lorenzo y Márquez cerraron un podio en 368 milésimas de segundo, Lorenzo derrotó a Márquez una semana después en Austria por 0.130 y el campeón superó por 0.648 al subcampeón en el Motorland de Aragón, mientras que el siguiente podio, el del nuevo circuito de Buriram (Tailandia), tuvo como inquilinos a Márquez, Dovizioso y Viñales tras un final de infarto con los tres en 270 milésimas. Aunque la que se llevó el título de 'mejor carrera' fue la de Assen, con una cabeza de siete contendientes en la que se vieron más de 100 adelantamientos.

Más información

Desgraciadamente, 2018 también fue testigo de muchos accidentes. En total se vieron 1.077 caídas, 303 de ellas en MotoGP. Y con Márquez (23) como el que más veces se fue al suelo de la clase reina. Incidentes que dejaron bastantes lesiones: Pedrosa pasó por el quirófano tras caerse en Argentina, Franco Morbidelli se perdió dos pruebas, Pol Espargaró cuatro (grave lesión medular y operación de clavícula), Lorenzo otras cuatro, Crutchlow tres y con una complicada intervención en la pierna, y Tito Rabat ocho, tras destrozarse también la pierna en los entrenamientos de una cita, la británica, que tuvo que anularse por la intensa lluvia y el mal estado del asfalto.

Y fue un año con mucho fuera de la pista. La polémica Márquez-Rossi se reavivó en Argentina y se alargó con la famosa 'cobra' del italiano a la mano del español en Misano; y Lorenzo también las tuvo con Márquez tras su caída en Aragón y terminó enzarzado en una disputa con su compañero Dovizioso y Pedrosa por una montonera en la carrera de Jerez. Aunque ninguna polémica llegó al nivel de la de Fenati con Manzi en Moto2, cuando el primero tocó la maneta de freno del segundo en plena carrera en Misano.

También se habló y mucho del mercado de fichajes, con un movimiento mayúsculo: el paso de Lorenzo del equipo oficial Ducati al de Honda, como compañero de Márquez, una noticia inesperada en la que se pasó del 'desprecio' de la marca italiana al golpe de efecto de los japoneses haciéndose con sus servicios justo cuando había enlazado dos poderosas victorias (Italia y Barcelona). Pero si por algo se recordará este 2018 será por el anuncio y posterior retirada de uno de los mitos de la categoría, Dani Pedrosa, en cierta medida un 'revolucionario' de MotoGP que, sin embargo, no pudo cerrar una sensacional trayectoria con ese título que casi todo el 'paddock' considera que debió ganar.

 

Fotos

Vídeos