Las bodas de oro más tristes de Alonso

Fernando Alonso. /
Fernando Alonso.

El asturiano cumple 50 carreras sin ganar en un GP de Brasil con casi todo decidido y que se presenta como una oportunidad para las sorpresas

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

El Mundial 2015 de Fórmula 1 languidece, cuando faltan sólo dos carreras para su conclusión. Con los títulos de campeón de pilotos y constructores decididos, sólo queda por resolver el de subcampeón, si bien Nico Rosberg lo tiene bastante fácil para lograrlo. Al alemán de Mercedes le vale con sumar cuatro puntos más que Sebastian Vettel. Es decir: con ganar la carrera, Rosberg completará el resultado perfecto de la temporada para la escudería alemana.

más información

Es el único aliciente que le queda a la competición, que ya tiene la mente más puesta en 2016 que en las dos carreras que quedan. Sólo Roberto Merhi mira con ojos golosos a la cita de Abu Dabi, donde se cerrará la campaña 2015, ya que posiblemente sea su última oportunidad de deslumbrar y, de paso, para poner una pica en la próxima temporada. Para el resto, sin demasiadas excepciones, las futuras evoluciones de sus respectivos monoplazas se presentan más interesantes que lo que quede en pista.

Quien ha estado a punto de no aparecer por Brasil ha sido Lewis Hamilton. El pasado lunes, un sospechoso y misterioso accidente de tráfico en Mónaco le hizo retrasar su aterrizaje en Brasil. El tricampeón del mundo estrelló su espectacular Pagani Zonda en las calles del Principado de madrugada, sólo unas horas antes de coger el vuelo que debería haberle llevado a un evento promocional el miércoles. La fiebre que le causó el golpe le impidió llegar a tiempo, lo que hizo correr como la pólvora los rumores de una posible espantada. La anécdota quedó como tal, si bien ya ha puesto el foco en su rendimiento de cara a este fin de semana. Hamilton, por primera vez en la temporada, aflojó ligeramente el pie en la cita de México, lo que permitió que la victoria fuese para su compañero. ¿Se repetirá la sorpresa -relativa- de ver al otro Mercedes en lo más alto del cajón?

Las previsiones de lluvia en Interlagos, algo que suele ser muy habitual, pondrán pimienta en el siempre interesante circuito brasileño. No sería la primera vez que hay alguna sorpresa en forma de pole inesperada, como la que logró Nico Hülkenberg en 2010 a los mandos de un Williams. Pero también puede provocar una carrera loca el domingo, precisamente cuando más agua se prevé, lo que puede beneficiar a los menos acostumbrados a lo más alto.

Uno de ellos, aunque parezca increíble, es Fernando Alonso. Este fin de semana cumplirá su gran premio número 50 sin lograr una victoria (el último fue el GP de España de 2013), y sólo ocho pilotos en toda la historia de la Fórmula 1 han vuelto a ganar tras superar esa marca. El asturiano admite que este no ha sido su mejor año, aunque haya hecho «algunas buenas vueltas aquí y allá». «En la vuelta que hice en la Q2 de Japón llegué al límite. La carrera de Austin fue buena con condiciones difíciles: mojado, seco, pista resbaladiza Me sentí confiado con el coche y fui capaz de empujar. Aparte de esos dos momentos, no creo que haya tenido la mejor temporada. Necesito mejorar el próximo año. Cuando compites por las primeras posiciones tienes más motivación y eso ayuda, por supuesto. Actualmente estoy en un modo de reposo, por lo que tendré más energía el próximo año», afirmó Alonso en el Autódromo Jose Carlos Pace.

Esa es precisamente la gran esperanza de Alonso: que en 2016 las cosas vayan mejor que ahora, y que no sea otro año de penurias. «Sería un año frustrante y serían malas noticias porque tenemos muchas esperanzas puestas en el próximo año y realmente confío en el equipo, y creo que tenemos el talento y recursos necesarios para hacerlo bien. Si vamos a los test y tenemos un mal coche, primero de todo será una sorpresa y una decepción para mí», predice el español.

Antes de 2016, tiene dos citas por delante, y espera que, al menos, este fin de semana sea divertido para él. «Intentaremos pasarlo bien y el domingo ojalá estemos entre los puntos, pero eso es impredecible», dijo Alonso sobre un trazado que siempre le traerá buenos recuerdos: aquí se proclamó campeón del mundo por primera vez hace ya 10 años.

 

Fotos

Vídeos