Tres décadas de kilómetros a cuestas

Chema Mateos, Juan Gamino y Manuel Fernández, historia viva del Club Maratón Badajoz. :: PAKOPÍ/
Chema Mateos, Juan Gamino y Manuel Fernández, historia viva del Club Maratón Badajoz. :: PAKOPÍ

El Club Maratón Badajoz cumple 30 años y mantiene su filosofía de fomentar las relaciones sociales sin un carácter puramente competitivo

J. P. BADAJOZ.

En los años 80 unos cuantos atrevidos corrían por los puentes y por la antigua carretera de Caya. Eran pocos y de cruzarse cada día empezaron a conocerse y quedar para entrenar. «No había mucha afición a correr y los que estábamos tomamos la iniciativa de crear un club para agrupar a toda la gente que tenía esas inquietudes deportivas», recuerda Juan Gamino. Así nació el Club Maratón Badajoz. Sus padres fundadores fueron Emilio Piñero, Germán Pacheco, Antonio García Ramos, José María Andreu, Miguel Rubino y el propio Juan Gamino como presidente. Se formalizó como entidad en noviembre de 1989 en notaría y en diciembre en el Registro de Asociaciones Deportivas de la Junta. «'La idea de un grupo de amigos que se hizo realidad', es nuestro lema», explica Manuel Fernández, secretario y como le define Eduardo Subirán «el alma del club y la persona que realmente lo mueve todo». El Club Maratón Badajoz mantiene su filosofía de fomentar las relaciones sociales sin tener un carácter propiamente competitivo.

Por entonces tampoco había muchas pruebas. «Estaban las dos medias maratones de Badajoz-Elvas y el Cross Obrero de Almendralejo. Había que salir fuera para correr en Madrid, Lisboa, Los Palacios...», comenta Gamino, que presidió el club desde 1989 hasta 1992. «Recuerdo aquella época con mucho cariño. Era algo más romántico y no corría tanta gente ni había los medios de ahora como esos marcadores de tiempo y los chips. Yo corría con un Casio de mil pesetas», relata Eduardo Subirán. Este domingo en la Maratón de Badajoz el club volverá a ser el que más atletas aporte. Como en casi todas las pruebas. «La marea azul siempre se deja ver», apunta Subirán, que sucedió a Gamino al frente del club hasta 2015. «La primera maratón de Extremadura fue en Valencia de Alcántara en 1988 y la organizó Manuel Ordiales que todavía sigue entrenando y sacando atletas. La Maratón de Badajoz se creó al año siguiente y transcurría paralela a la carretera de Talavera», señala el primer presidente. Y quien se enteraba de alguna prueba se las transmitían de unos a otros. «En Portugal había mucha afición y nos desplazábamos a Portalegre, Castelo da Vide, Elvas o Lisboa. La revista Corricolari era nuestra referencia. Llevaba una separata central con las clasificaciones y el calendario», añade Manuel Fernández. De hecho, el Club Maratón Badajoz es un fijo en la Media Maratón de Lisboa desde su tercera edición en 1993. Y ha contado con representación en las maratones de Nueva York, Londres, Berlín, París, Roma o Amsterdam. «El club tiene un componente social importante y de convivencia. El club promueve participar en carreras internacionales. Es una forma de hacer turismo y además ves la ciudad de manera única», cuenta Chema Mateos, que tomó el relevo de Eduardo Subirán en 2015.

El Club Maratón Badajoz comenzó en 1989 con diez socios y al final de la etapa de Eduardo Subirán alcanzaba la cifra de 240, de las que todavía había escasa presencia femenina con 17 socias. En la actualidad cuenta con 460 socios y 140 son mujeres. «Se ha multiplicado por 10 en 4 años por el 'boom' de los 'runners' y la incorporación de la mujer», expone Mateos.

'Un día entrenamos juntas'

El movimiento 'Un día entrenamos juntas' surgido a iniciativa de Carmen Molina también ha contribuido a ese impulso. Una corredora del club, Elena Guzmán, es la imagen del cartel de la Maratón de Madrid. «A partir de 2005 aparecieron medias maratones por toda Extremadura. Antes tenías que hacer muchos kilómetros para hacer una», refleja Manuel Fernández. El club ha tenido que limitar su crecimiento por cuestiones de gestión, aunque Chema Mateos recalca que «todos son bien recibidos para entrenar y conocernos». Dentro del club tienen sus grupos como el de 'Pajares', denominada así porque quedan todos los sábados y domingos a las 8 de la mañana desde los inicios del club en la que fuera popular tienda de deportes del exárbitro, el de 'las panaderas' todos los sábados en la Torre de Caja Badajoz a las 9.30 horas, el de 'la bandera' en Sinforiano o el de los 'paralímpicos' en La Granadilla.

Eduardo Subirán tiene en mente un reto muy atractivo que es el de correr su maratón número 70 cuando cumpla los 70 en 2021. «Suena bonito pero dejé de hacer maratones en 2014. Quiero hacerla en Badajoz, con el dorsal 70 y con 70 amigos. Me quedan dos años, pero ¡hay que correr 42 kilómetros!», suelta con una carcajada.