Mundial de balonmano

Raúl Entrerríos: «Aspiramos a las medallas y eso nos hará estar más cerca de los Juegos»

Raúl Entrerríos, durante un partido con los Hispanos./Reuters
Raúl Entrerríos, durante un partido con los Hispanos. / Reuters

El capitán de los Hispanos, que representa como nadie la quintaesencia del balonmano español, afronta con «la misma ambición» el Mundial de Alemania y Dinamarca después de levantar el título europeo hace un año en Croacia

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉSMadrid

Raúl Entrerríos (Gijón, 1981) no es sólo el hombre que porta el brazalate de los Hispanos, sino que además representa como nadie desde su posición de central la quintaesencia del balonmano español, basado en un juego cargado de riqueza táctica y combinación. Es además ese eslabón que conecta la exitosa generación actual -campeona de Europa hace un año de la mano de Jordi Ribera- con aquella quinta dorada que en 2005 levantó en Túnez el primero de los dos títulos mundiales de la selección española. De la segunda estrella mundial, la lograda en el Palau Sant Jordi de Barcelona en 2013, el laureado jugador asturiano guarda peor recuerdo, puesto que una fractura en la mano derecha le impidió ser parte del equipo que se proclamó campeón del mundo en casa. Ahora, desde su rol de creador de juego y capitán, el jugador del Barça pretende resarcirse en un Mundial de Alemania y Dinamarca que además otorgará el billete olímpico a Tokio 2020 a la mejor selección.

-Otro campeonato en el horizonte y una vez más con las máximas ambiciones, ¿cómo se afronta teniendo en cuenta que además son los vigentes campeones de Europa?

-Siempre es mejor ir como campeón, pero este ya es un torneo diferente que tiene una importancia especial por todo lo que conlleva la proximidad de los Juegos Olímpicos, que hace que la mayoría de las selecciones estén pensando en que hay que ser incluso más competitivos que en otros campeonatos. Nosotros vamos con esa mentalidad en la cabeza. Es cierto que venimos de hacer un torneo brillante y con un gran juego pero ahora también hay un gran trabajo detrás, ya que nos hemos preparando desde el mes de diciembre para intentar funcionar del mismo modo. Partimos con la misma humildad y con la misma ambición que en el caso de que no hubiéramos sido campeones de Europa y vamos a intentar hacer un gran papel y estar lo más arriba posible, pero siempre trabajando en el día a día desde el primer partido.

Más información

-Este Mundial tiene además el condicionante de que ya es el primer torneo que clasifica para los Juegos de Tokio, que después de no estar en Río entiendo que es algo que pesa mucho...

-Creo que está en la mente de todos la clasificación para los Juegos de Tokio, por supuesto. Es algo muy ilusionante y un objetivo que nos marcamos a largo plazo, pero por otro lado está el propio Mundial y queremos ser uno de esos equipos que aspire a las medallas y eso nos dará la opción de estar más cerca de los Juegos. Después de esto el camino seguirá siendo largo. Hemos hecho muy buenos ciclos olímpicos como el anterior a Río, estando siempre en la lucha por las medallas en los cuatro campeonatos previos a los Juegos, y eso desgraciadamente no nos valió. Así que a pensar en el día a día y eso nos pondrá en nuestro sitio, mucho más cerca del objetivo.

«Partimos con la misma humildad y con la misma ambición que en el caso de que no hubiéramos sido campeones de Europa»

-¿Cómo ve el grupo inicial, con un rival muy duro como Croacia, dos que siempre dan guerra como Islandia y Macedonia y dos más sencillos como Baréin y Japón?

-Es un grupo muy exigente, es cierto que sobre el papel tenemos dos selecciones como Baréin y Japón ante las que seremos más favoritos pero no por ello tenemos que relajarnos más. Cada partido será un auténtica final y lo afrontamos así, como debe ser. Luego tenemos tres rivales europeos que como bien dices nos plantarán cara porque son equipos muy experimentados y con jugadores de muy alto nivel, así que nos esperamos partidos muy competitivos. Tendremos que centrarnos muchísimo en nuestro trabajo y en potenciar nuestros puntos fuertes. Si hacemos eso bien tendremos mucho ganado.

-Esas armas siguen siendo la defensa fuerte con Viran Morros y Gedeón Guardiola en el centro, el contraataque con los extremos y el juego combinativo en estático, ¿no?

-Sí, la defensa es parte fundamental de nuestro juego. Defensa y portería dando la posibilidad de correr al contraataque son claves porque nuestro juego es así, rápido. No obstante, no tenemos que descuidar tampoco el ataque posicional, que es algo que hicimos muy bien en el Europeo. Tuvimos la capacidad para madurar muchísimo las acciones ofensivas, para encontrar la mejor opción en función de nuestras características. Es algo en lo que tenemos que profundizar, ya que tenemos unas condiciones antropométricas muy diferentes a las del resto de selecciones. Somos jugadores con menos peso, más pequeños y sin tanto lanzamiento exterior y eso nos obliga a trabajar muchísimo la continuidad y el juego colectivo, algo que hemos hecho muy bien hasta ahora y que tenemos que seguir desarrollando.

«Somos jugadores con menos peso, más pequeños y sin tanto lanzamiento exterior y eso nos obliga a trabajar muchísimo la continuidad y el juego colectivo»

-¿Comentan en el vestuario el posible duelo ante Alemania en Colonia en la ronda principal teniendo en cuenta los arbitrajes del Mundial de 2007 que se jugó allí?

-Si ya la primera fase es complicada, la posible 'Main Round' que se prevé obviamente lo es todavía más. Alemania ya es una selección muy complicada, así que en su casa todos sabemos que será todavía más difícil. Para eso estamos aquí, para competir y enfrentarnos a todos los retos que tenemos por delante. Si queremos llevarnos el campeonato tenemos que intentar ganar a cada rival que tengamos delante en una pista (Francia y las anfitrionas Dinamarca y Alemania se perfilan como los rivales más duros).

-La IHF recupera en el Mundial el sistema de dos liguillas, ¿prefiere los cruces de octavos y cuartos como en los últimos torneos o este formato?

-Nunca sabes. La verdad es que eso puedes valorarlo quizás después del campeonato. Es cierto que el sistema de dos liguillas da opción muchas veces a equipos que quizás no aspiraban en principio a llegar más lejos, pero también el torneo del KO sabes que te puede dejar en cualquier momento fuera si tienes un mal día (Brasil estuvo a punto de dar la sorpresa y eliminar a España en los octavos del Mundial de Francia en 2015). El tiempo dirá si es mejor o peor, para nosotros representa un camino largo y difícil pero estamos preparados para ello y para adaptarnos al formato que sea.

«El sistema de dos liguillas da opción muchas veces a equipos que quizás no aspiraban en principio a llegar más lejos»

-Es ya el más veterano, el capitán. ¿La carrera de Raúl Entrerríos con la selección tiene ese horizonte de Tokio 2020 o prefiere no pensarlo?

-Me centro mucho en el presente en ese aspecto y ahora mismo el horizonte que tengo es el Mundial. Estoy encantado de estar aquí, siempre que pueda aportando mi granito de arena a este equipo. Llevo muchos años trabajando con él, estoy muy orgulloso de ello e intentaré seguir sumando todo lo que pueda.