TRIATLÓN

Miriam Casillas se queda cerca del ansiado top-10 en Tokio

Miriam Casillas. :: triathlon live/
Miriam Casillas. :: triathlon live

La pacense fue decimotercera, a tres posiciones de asegurar su billete para los Juegos Olímpicos

EFEMADRID.

La extremeña Miriam Casillas finalizó en decimotercera posición el test olímpico disputado ayer en Tokio, ayudada por la descalificación de las británicas Jessica Learmonth y Georgia Taylor Brown, quienes cruzaron la meta de la mano en primer lugar. Casillas tenía la oportunidad de garantizar su presencia en los próximos Juegos, pero se quedó a tres posiciones de asegurar su participación. Necesitaba terminar en el top-10.

«Estoy muy contenta con mi natación y con la bici. Creo que me hubiera beneficiado un 10.000, pero por las condiciones de calor al final hemos corrido un 5.000», comentó al término de la prueba.

Miriam Casillas consideró que el circuito «va a dar mucho juego el año que viene», en los Juegos Olímpicos, puesto que «es muy técnico en bici» y habrá, además, «el factor condicionante del calor». «A la vez es un circuito muy rápido. Me ha encantado y espero poder estar aquí el año que viene para competir y hacerlo mucho mejor todavía», dijo la pacense.

Las británicas Jessica Learmonth y Georgia Taylor Brown fueron descalificadas por «forzar el empate de manera deliberada», ambas vieron suspendidas la primera y segunda posición porque «no hicieron el esfuerzo para separar sus tiempos de finalización», tal y como recoge el reglamento.

Con Jessica Learmonth y Georgia Taylor Brown fuera de la pelea, el podio fue copado por la bermudeña Flora Duffy (campeona del mundo en 2016 y 2017), la italiana Alice Betto y por la también británica Vicky Holland. La brasileña Vittória Lopes fue cuarta y la estadounidense Summer Rappaport terminó en el quinto lugar.

El evento concedió la clasificación olímpica a algunas triatletas. Es el caso de Alice Betto (Italia), Summer Rappaport (Estados Unidos), Laura Lindemann (Alemania) o Lisa Perterer (Austria), puesto que sus respectivas federaciones eligieron este test para hacer su primera criba para los Juegos de Tokio 2020.

En cuanto a los criterios de clasificación, la federación española explicó que elegirá en primer lugar «a la mejor deportista en el test olímpico de 2019, siempre que sea un top-10, o a la mejor deportista en el ranking de la clasificación olímpica a 31 de diciembre de 2019, siempre que sea top-15». El segundo criterio de elección es «la mejor deportista en el ranking de clasificación olímpica a 31 de diciembre de 2019, siempre que sea top-30».