TENIS DE MESA ADAPTADO

Juan Bautista Pérez viaja a Eslovenia en busca de apoyo para Tokio 2020

Juan Bautista Pérez, en la sede de la Asociación Includes. :: G. C./
Juan Bautista Pérez, en la sede de la Asociación Includes. :: G. C.

GLORIA CASARES

ALMENDRALEJO. El jugador de tenis de mesa paralímpico Juan Bautista Pérez viaja el lunes al Mundial de Eslovenia clasificado como cuarto del mundo, en busca de la ayuda que le permita llegar a los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Pérez presentó este miércoles la equipación con la que viaja hoy a Barcelona, donde estará tres días en el Centro de Alto Rendimiento de San Cugat como paso previo al Mundial, en el que disputará su primer partido el día 17 de octubre. Esta presentación la hizo en la sede de la Asociación Includes de personas con discapacidad intelectual de Almendralejo, cuyo nombre llevará en el frontal de las camisetas.

Pérez confesó que «voy muy preparado a este campeonato del mundo, después de todo el verano entrenando con mucha ayuda y mucha ilusión. A pesar de haber cumplido ya los 49 años, ya han pasado dos desde que consiguió medalla en las Paraolimpiadas de Río. «Voy con las ganas de un chico de 20 años, que es la edad de los deportistas con los que voy a competir» y de reconocer que aunque en fuerza mental, no, en la física «ellos tienen más ventaja».

En el Mundial se medirá a un jugador inglés, un alemán y un japonés. «El más mayor tiene 19 años». Sin embargo, asegura que esa circunstancia no le preocupa. «No hay miedo ninguno, ellos me tienen que tener miedo a mí que tengo más experiencia».

Tras las dos competiciones en las que jugó el año pasado, llega a este Mundial, donde todos los partidos son en individual, con la confianza de lograr una buena posición que le permitan disputar el año que viene tres o cuatro torneos internacionales, «que es donde se logra la clasificación para Tokio».

Pero en Eslovenia el leonés, afincando desde hace años en Almendralejo, se jugará obtener becas del Comité Paralímpico y del Consejo Superior de Deportes que faciliten su preparación para las olimpiadas.

A los usuarios de la Asociación Includes, Juan Bautista Pérez les confesó que «no os puedo prometer otra medalla, pero voy a luchar como lo hice en Río». Pérez resaltó la labor que desarrolla Includes. «Son mis niños, son mi gente y porque todo el esfuerzo y las dificultades que tiene una persona con discapacidad para que pueda viajar, pueda jugar, pueda llegar a cumplir sueños, lo cumple Includes».

 

Fotos

Vídeos