ATLETISMO

Cienfuegos bate a Cienfuegos

Cienfuegos, junto a la marca que confirma su reinado en España. :: federación española de atletismo

El montijano supera su propio récord de España de lanzamiento de martillo para elevarlo a 78,16, cada vez más cerca de los 80 y con mínima para los Juegos de Tokio

Marco A. Rodríguez
MARCO A. RODRÍGUEZBadajoz

A Javier Cienfuegos no le ha supuesto merma alguna, en el sentido atlético-físico, su introducción en el mundo de la política. Todo lo contrario, sumado a su recuperación de una lesión de espalda que le obligó a pasar por el quirófano y cuya superación le condujo hoy al mejor momento de su carrera. El diputado autonómico y lanzador de martillo de Montijo batió el récord de España de la especialidad para elevarlo hasta los 78,16 metros, cada vez más cerca de los deseados 80, una marca que era de su propiedad y bastante reciente ya que alcanzó los 77,32 el pasado mes de marzo. Esos 78,16 implican también el pasaporte para Tokio, pues la mínima olímpica está en 77,50. Doble alegría para nuestro atleta internacional.

No lo hizo en el escenario más idílico del atletismo mundial, apenas un control RFEA de lanzamientos en el Centro de Alto Rendimiento Deportivo de León, pero eso es quizá lo de menos. Lo importante es que el pupilo de Antonio Fuentes acumula un año de vértigo en el que puede que incluso lo mejor esté por llegar. Por ejemplo, dentro de una semana en el Campeonato de España al aire libre que se celebrará en la ciudad alicantina de La Nucía. O un mes y pico después, cuando el plusmarquista nacional de lanzamiento de martillo pruebe fortuna en el Mundial de Doha, donde se codeará con los grandes del planeta esperando dar su mejor versión. De hecho, hacia la cita catarí apuntaban sus primeras palabras después de cosechar la marca de este sábado, unos dígitos que «nos mete de lleno en la lucha por la medalla en Doha». En declaraciones recogidas por la agencia EFE, Cienfuegos dijo sentirse «muy ambicioso, pero con los pies en el suelo, porque queda mucho trabajo por delante, pero es un gran paso para ganar en confianza».

«Estaba entrenando muy bien y en las últimas competiciones los lanzamientos estaban entre 75 y 76 metros y, después de una semana trabajando, era algo esperado», continúa el montijano, que considera que debe seguir mejorando con prudencia pese a batir su registro por más de 80 centímetros. «Siempre desde la prudencia de intentar competir y afianzando lo ya logrado, pero confiando ciegamente en el trabajo de Antonio y Carlos», relataba en referencia también a sus entrenadores, presentes ayer en el centro deportivo de León. La factoría Fuentes seguirá dando que hablar.