Un proyecto de OGV muy mejorable

La Junta pretende prohibir la caza de la liebre de forma general. :: ABEL GORDILLO/
La Junta pretende prohibir la caza de la liebre de forma general. :: ABEL GORDILLO

La propuesta de la Junta eliminaría en 2020 la caza de la liebre en Extremadura excepto para las modalidades de galgo y cetrería

La Junta de Extremadura ya ha presentado su propuesta de Orden General de Vedas para la próxima temporada. Lo ha hecho en el seno del Consejo Extremeño de Caza, y lamentablemente la Federación Extremeña de Caza tiene que decir que es un texto muy mejorable y con muchos aspectos que es imprescindible modificar. Por eso la entidad ha presentado ya sus alegaciones.

Entre otras cosas la propuesta de la Junta suspende para el año que viene (temporada 2020/2021) la caza de la liebre excepto en las modalidades de galgo y cetrería, que sí podrían seguir practicándose, aunque sólo hasta el 6 de enero. Para FEDEXCAZA no se debe prohibir su caza sin haber realizado un estudio previo sobre el impacto de la enfermedad, ya que la afección es muy diferente dependiendo de las zonas.

Otra novedad que afecta muy negativamente al sector es la eliminación de la OGV del punto por el que se permitía autorizar la caza de tórtola turca, previa autorización, durante los días de la media veda, en los cotos que contasen con al menos una explotación agrícola o ganadera, algo que rechaza la Federación.

FEDEXCAZA reclama a la Junta una defensa contundente de la gestión sostenible de la tórtola

En relación a la media veda, la Junta propone un recorte en las fechas, que para la tórtola comenzaría el cuarto domingo de agosto hasta el primero de septiembre, pudiendo cazarse los domingos -que podrían cambiarse por los sábados-. La codorniz podría empezar a cazarse el 15 de agosto hasta el primer domingo de septiembre.

Desde FEDEXCAZA se plantea un modelo alternativo a la media meda, que comprendería «desde el 15 de agosto hasta el 8 de septiembre», siendo este el período general de la media veda, con las excepciones y limitaciones recogidas en el artículo 2 para la tórtola. Así, sólo se podría cazar la tórtola durante tres domingos, siendo estos los mismos en todos los cotos. Esto reduciría la presión cinegética y permitiría un control más efectivo. Además, se empezaría a cazar cuando los pollos han abandonado los nidos y se finalizaría antes de que pase el grueso de los individuos en migración postreproductiva.

Desde FEDEXCAZA también se ha reclamado una mayor flexibilización en las acciones por daños y que se autorice el rececho de jabalí en horario diurno, así como que los especialistas en control de predadores puedan practicar la caza de zorro con perros de madriguera en cualquier día dentro del período hábil.

La Federación insiste en que el jabalí al salto debe ser una realidad en la próxima temporada

Otro de los asuntos abordados en el Consejo fue la situación de la tórtola. Y es que la Junta presentó el escrito que va a remitir al Ministerio de Agricultura en defensa de la gestión sostenible de la especie, un documento que FEDEXCAZA considera «muy pobre», ya que no ahonda en las medidas de disminución de la presión cinegética que se han venido llevando a cabo en Extremadura ni pone en valor que hay zonas de España donde está en crecimiento, precisamente donde se gestiona su hábitat.

FEDEXCAZA reclamó que la nueva modalidad de jabalí al salto sea una realidad en la temporada 2020/2021. Asimismo, la Federación puso de manifiesto la necesidad de establecer una regulación para el control de especies exóticas invasoras, con una coordinación real entre las Consejerías de Agricultura y de Transición Ecológica..