Las principales instituciones extremeñas dan su apoyo expreso a la actividad

Pleno de la Diputación de Cáceres en el que se aprobó la declaración sobre la caza. :: DIPUTACIÓN/
Pleno de la Diputación de Cáceres en el que se aprobó la declaración sobre la caza. :: DIPUTACIÓN

Las Diputaciones Provinciales, la Asamblea y varios ayuntamientos de la región aprueban declaraciones y mociones

FEDEXCAZA

Las principales instituciones extremeñas han mostrado en las últimas semanas su apoyo expreso y firme al sector de la caza.

El último ejemplo ha sido el del Pleno de la Diputación de Cáceres, que ha aprobado una Declaración Institucional en defensa de la caza, la pesca y los toros, similar a la aprobada previamente por la Diputación de Badajoz en términos similares. Una declaración en la que se invita a «todas las entidades locales y a la Federación Extremeña de Municipios y Provincias a adherirse», al considerar estos tres sectores de gran importancia para combatir el despoblamiento en las zonas rurales.

En el propio texto de la Declaración presentada, se plantea dar traslado al Gobierno de la Nación con el fin de que «garantice la defensa y la protección de los sectores de la caza, la pesca y la tauromaquia por el impacto económico, social, medioambiental y cultural que dichas actividades tienen en el mundo rural». En este sentido, se indica que, además de los aspectos culturales, las actividades relacionadas con la caza, la pesca y la tauromaquia, tienen una indudable trascendencia como actividades económicas y empresariales, de dación de bienes y servicios al mercado, al producir un flujo económico que se traduce en miles de puestos de trabajo.

Entre los datos que avalan esta afirmación, la Declaración apunta, por ejemplo, que en Extremadura se cuentan hasta 89.262 licencias de caza y 120.328 de pesca, lo que indica «que aproximadamente el 20 por ciento de los extremeños practica alguna de estas actividades y lo que a su vez representa, extrapolando los datos, que en el 40 por ciento de los hogares extremeños hay un cazador o un pescador». En definitiva, que «la caza y la pesca tienen un alto impacto en el desarrollo económico de la provincia, además de contribuir al desarrollo del medio rural y a la conservación de la naturaleza, fijando la población al territorio».

Previamente la Asamblea de Extremadura había respaldado una Propuesta de Pronunciamiento presentada por el Partido Popular y que contó con el respaldo de Ciudadanos y PSOE y con el voto en contra de Podemos.

Según esta iniciativa, la Asamblea de Extremadura insta al Gobierno de España a desautorizar las declaraciones efectuadas por la ministra de Transición Ecológica, en las que abogaba por la prohibición de los toros y la caza; y «dar al sector de la caza y los toros el tratamiento institucional que merecen como sectores de creación de riqueza y empleo, vertebradores del territorio y del desarrollo del mundo rural, y que forman parte de nuestra cultura, condenando cualquier acción de ataque a los mismos».

Además, el PSOE extremeño está presentando iniciativas similares en los ayuntamientos de la región a través de sus representantes municipales, con el objetivo de que los municipios se sumen de manera individual con un apoyo expreso a la actividad cinegética. Ya son varios los ayuntamientos que han aprobado estas mociones, y previsiblemente en las próximas semanas la cifra se incrementará.

Con estas iniciativas las instituciones extremeñas dejan clara la importancia del sector de la caza en nuestra comunidad autónoma, tanto por su impacto socioeconómico como por su papel vertebrador en el mundo rural y por su importante contribución a la conservación medioambiental.