«Es necesario unir de una vez la caza social y el sector privado»

Ignacio Higuero :: CEDIDA/
Ignacio Higuero :: CEDIDA

Actual presidente de Aprocex, será el primer delegado que represente al sector cinegético privado

FEDEXCAZA

Ignacio Higuero lleva años representando a los empresarios de caza extremeños desde la asociación APROCEX. A partir de ahora lo hará también desde la delegación del Sector Profesional de la Caza de la Federación Extremeña de Caza, una apuesta de la entidad por incorporar la caza privada al ámbito federativo. Charlamos con Higuero sobre esta nueva iniciativa.

-¿Cuál es su primer recuerdo del mundo de la caza?

-Mi primer recuerdo es ir a la grupa del Nardo con mi padre batiendo las manchas cuando tenía tres años.

«Debemos reeducar al cazador y enseñarle el respeto por el campo y por los animales»

-¿Cómo y cuándo comenzó a cazar?

-Empecé a cazar muy pequeño, entraba con los perros junto a mis hermanos. Cuando no entrábamos con los perros nos poníamos en el puesto con mi madre. Recuerdo con mucho cariño cuando íbamos de caza a Gredos y nos quedábamos a dormir una semana en el refugio de la sierra de «La Nava». Mi hermano mayor tendría ocho años y el pequeño unos tres. Nos subían en las aguaderas de los caballos cuando estábamos cansados.

-Actualmente, ¿qué modalidades practica?

-Practico todas pero, sobre todo, montería y recechos.

-Con su incorporación a la directiva se abre un nuevo ámbito de colaboración entre el sector de caza social y el sector privado. ¿Por qué era necesario dar este paso?

-Creo que este paso es necesario para unir de una vez el sector privado y a la federación. Con una Federación que represente a todos los sectores de la caza unidos nos será mas fácil la defensa de nuestra pasión, que es la caza.

-¿Qué objetivos se marca como delegado de FEDEXCAZA?

-Principalmente dar a conocer a todo el sector privado la enorme tarea en defensa de la caza que está haciendo la Federación Extremeña de Caza. También intentar federar al mayor número de cazadores posibles para que entre todos tengamos una entidad más fuerte y con más peso en la Administración.

-¿Qué cree que la caza social puede aportar a la privada y la caza privada a la social?

-Nunca he creído que cinegéticamente hubiera diferencias entre ambas. Yo creo que la unión de ambas debe crear un sector más unido, debiéndose reflejar en una Federación más fuerte que represente a todos los cazadores de Extremadura.

-¿Cuáles son actualmente los principales problemas que afrontan las organizaciones profesionales de caza?

-El principal es que la Administración no acaba de creer en el sector cinegético. Tenemos el impuesto de renovación de coto más caro de todas las comunidades, lo que supone que debemos que vender el mismo producto más caro que el resto de regiones. También la mala gestión de la emergencia cinegética, que seguramente se notará en las próximas temporadas.

-¿Qué cree que debe cambiar en la caza en los próximos años?

-Lo principal es reeducar al cazador y volver a enseñarle el respeto por el campo y por los animales. Salir a cazar no implica necesariamente que tengamos que abatir ningún animal. Cazar es disfrutar de los éxitos de los compañeros, de los perros, de los amigos... Afortunadamente estos valores, que se habían perdido un poco, con la nueva hornada de jóvenes cazadores están volviendo incluso con más fuerza que antes.

-Últimamente se habla mucho del potencial económico del turismo cinegético y de la gran calidad de la oferta que existe en Extremadura. ¿Qué opinión tiene al respecto?

-El turismo cinegético del que tanto se habla ahora lleva funcionando en Extremadura tanto tiempo como la propia caza comercial, que empezó por estas tierras allá por el año 1975. Siempre ha sido un turismo de alto poder adquisitivo que sigue repitiendo en nuestra región por el gran esfuerzo que las empresas profesionales hicieron en aquella época sin ayuda ninguna de la administración. Actualmente además de los clientes nacionales, están viniendo cazadores prácticamente de todo el mundo atraídos por el gran potencial tanto histórico, gastronómico, paisajístico y cinegético que tiene Extremadura pero, sobre todo, por el buen hacer de todas las empresas que componen el sector cinegético extremeño.

-¿Cuál es su visión sobre la relación de la caza con las Redes Sociales?

-Creo que las Redes Sociales son el peor enemigo que pueda tener la caza actualmente. A mi manera de ver son totalmente incompatibles.

 

Fotos

Vídeos