«El consumo de carne silvestre va a ir en aumento»

Raúl, el segundo por la izquierda, junto a parte de su equipo. :: HOY/
Raúl, el segundo por la izquierda, junto a parte de su equipo. :: HOY

El gerente de una saga de carniceros con pasión por la industria relata sus orígenes allá por el año 1979 y el momento que atraviesa actualmente el sector cárnico

REDACCIÓN

Casi cuarenta años lleva la empresa Cárnicas Dibe S.L. haciendo realidad su ilusión de poner las mejores carnes salvajes al servicio de los extremeños. Sueños que han pasado de generación en generación para encontrarse actualmente en la cuarta, con Raúl Sánchez de Castro a la cabeza.

-¿Cómo ha evolucionado Cárnicas Dibe S.L. desde su creación?

-Pues bastante. ¡Y lo que te rondaré morena! Somos inquietos por naturaleza y con afán de mejora y crecimiento continuo. Nacimos de una pequeña carnicería de pueblo por parte de mis abuelos, tanto paternos como maternos. Mi padre, que trabajaba en los años 70 en Telefónica, procede de padre y abuelo carnicero; al igual que mi madre, que heredó con 16 años una carnicería de mi bisabuela. Por lo tanto, somos una saga de carniceros de pura cepa desde nuestros antepasados. Desde el año 2008 contamos con unas amplias instalaciones con más de 4.000 metros cuadrados en la cacereña localidad de El Gordo, equipadas con infraestructura de vanguardia y todas las líneas de producción, maquinaria y tecnología que precisamos para poder garantizar que nuestros productos cumplan con los estándares de calidad deseados. Además, ahora, 39 años después, somos un equipo de profesionales joven, innovador, formado y capacitado para atender las necesidades de nuestros clientes y que Cárnicas Dibe S.L. pueda seguir creciendo tanto en el mercado nacional, como internacional, donde seguimos afianzándonos día a día gracias a nuestro trabajo continuo.

-¿Con qué carnes trabajan?

-Trabajamos con todo tipo de carnes, embutidos y elaborados de caza, ovino, cerdo ibérico, toro de lidia, vacuno y también jamones. Realizamos el proceso completo desde el campo a cualquier punto de venta de cualquier rincón del mundo.

-¿Es Extremadura un buen sitio para estas carnes?

-Sí, porque la bellota, la vegetación y los pastos de nuestra tierra son los que son. Esto se nota en su degustación y calidad de la carne. Son un manjar para el paladar.

-¿Qué momento atraviesa el sector cárnico en la región? ¿La gente suele comer carne de caza o prefiere de matadero?

-La gente cada vez quiere comer más sano, mas natural y artesano. La carne silvestre irá en aumento y con la campaña de promoción de Asiccaza ayudará a subir los consumos. El sector en la región ahora mismo va muy bien. Los precios de la carne están muy altos y creo que el negocio de la caza en general va en aumento. La actividad cinegética genera mucho beneficio a Extremadura.

-¿Cómo puede mejorar la caza en la comunidad?

-Creo que se debe profesionalizar cada vez más. El camino a seguir es dar buen servicio y atención al cazador en la actividad cinegética y a sus familias. A un cazador que viene de fuera de la región o de países europeos hay que ofrecerle alternativas turísticas, gastronómicas, lúdicas, etcétera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos