Cazadores, agricultores, empresarios y científicos se unen para mejorar el hábitat

Mesa redonda durante la presentación de AgroHábitat en Madrid. :: FEDEXCAZA/
Mesa redonda durante la presentación de AgroHábitat en Madrid. :: FEDEXCAZA

El proyecto 'Agrohábitat' implantará en Extremadura un sistema de buenas prácticas agrícolas que mejoren la situación de algunas especies para su posterior inclusión en la nueva PAC

El proyecto 'AgroHábitat' implantará un innovador sistema de buenas prácticas agrícolas de cara a su futura inclusión en la nueva Política Agraria Común que se pondrá en marcha a partir de 2020. Así se avanzó en la presentación del Grupo Operativo Supraautonómico Agricultura Sostenible y Biodiversidad, una iniciativa que reúne a agricultores, empresas, sector cinegético, científico y otros actores relevantes del mundo rural. Un proyecto en el que participa la Federación Extremeña de Caza y que se desarrollará en territorio extremeño, además de en Madrid, Castilla-La Mancha, Andalucía y Madrid.

El presidente de FEDEXCAZA, José María Gallardo, señaló en la presentación que tiene clara la necesidad de que «los sectores de administración pública, agrícola, ganadero, y cinegético, tienen que trabajar juntos, e ir de la mano en busca de un futuro que respete a la fauna menor, garantizar la viabilidad de las explotaciones agrarias, y generar nuevas posibilidades en un mundo rural especialmente deprimido y desgastado». En esa línea la Federación se ha integrado en diversos proyectos innovadores, y Gallardo afirmó que «la PAC que tenemos hoy en día es ecológicamente insostenible», lo que hace especialmente necesario este proyecto, innovador desde su misma concepción.

El agente de Innovación del proyecto 'AgroHábitat', Carlos Díez, recordó que la recuperación de especies animales ligadas a paisajes agrícolas «es una prioridad para la UE», lo que se une que «se ha demostrado que ciertas prácticas agrícolas pueden ayudar a frenar el declive de especies que actualmente están en regresión».

Con ese principio nace esta iniciativa, que se ha marcado cuatro grandes objetivos: implantar en el territorio un sistema agroambiental de buenas prácticas agrícolas; mejorar la gestión de los recursos orientados a un aprovechamiento cinegético; establecer las bases para que en el próximo periodo de la Política Agraria Común a partir de 2020 existan líneas de ayudas agroambientales específicas para las medidas propuestas; y formar profesionales capaces de aplicar sobre el terreno medidas que compatibilicen producción y biodiversidad.

El grupo, coordinado por la Fundación Artemisan, está constituido además por la Asociación Nacional de Jóvenes Agricultores(ASAJA), la Asociación Empresarial para la Protección de las Plantas (AEPLA), la Federación Extremeña de Caza (FEDEXCAZA), la Federación Andaluza de Caza (FAC) y el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC) y cuenta, además, con el apoyo de la Organización Europea de Propietarios Agrarios (European Landowners Organization - ELO).

 

Fotos

Vídeos