Diversidad deportiva y formación en 2016 para la Fundación Jóvenes y Deporte

Diversidad deportiva y formación en 2016 para la Fundación Jóvenes y Deporte

Amplio bagaje para un año intenso en la FJyD, del que todavía queda tela que cortar, y que sienta las bases para que 2017 pueda tener un balance igual o mejor

Inmersos ya en fechas festivas, vísperas navideñas para algunos o incluso ya embebidos del espíritu de esta época otros, es tiempo también de cuadrar cuentas, hacer repaso y poner sobre la mesa el balance de un año que despediremos en las próximas semanas.

Un año, el 2016, que en lo que al mundo del deporte respecta en nuestra región nos ha dejado los Juegos Olímpicos y Paralímpicos más extremeños de la historia, con un total de 11 representantes en Río de Janeiro y un gran papel de todos ellos. Podríamos destacar las medallas de plata por equipos cosechadas por Juan Bautista Pérez en tenis de mesa adaptado y José Manuel Calderón en baloncesto, el diploma olímpico de Loida Zabala en halterofilia paralímpica o el buen papel de Miriam Casillas en la prueba de triatlón, además de imágenes únicas como la ovación a Miguel Durán tras ser readmitido en su serie de natación en la piscina brasileña, pero todos nos han emocionado.

Y no sólo de éxitos individuales ha vivido nuestro deporte en estos 12 meses, ya que también nuestros clubes han dado un paso al frente, con el regreso del Club Baloncesto Al-Qázeres a la élite femenina, la continuidad de Arroyo Voleibol y AD Cáceres en Superliga o el crecimiento del Santa Teresa CD, protagonista en el inicio de la temporada en una 1ª División de Fútbol Femenino que cada vez más profesionalizada y que tiene más repercusión y cobertura mediática.

En todos estos acontecimientos, la Fundación Jóvenes y Deporte ha estado presente de alguna u otra manera, ya sea como patrocinador de nuestros equipos más destacados o apoyando a nuestros deportistas de alto rendimiento, como parte de su labor de promoción y difusión del deporte de alto nivel, pero también como elemento complementario a su trabajo de formación deportiva y potenciación del deporte de base y destinado a todo tipo de colectivos y grupos sociales.

En este sentido, la FJyD ha continuado dando protagonismo a su línea congresual como elemento indiscutible de formación deportiva dirigido a todos los estamentos del mundo de la actividad física, habiendo sido sede Extremadura a lo largo de este año de citas como el I Congreso de Protección de la Salud en el Deporte y Prevención del Dopaje, organizado en febrero en Mérida junto a la AEPSAD, Agencia Española Antidopaje, o el I Congreso de Integridad en el Deporte Español, puesto en marcha en Badajoz en junio en colaboración con LaLiga, con el objetivo de tratar un tema candente como es el de las apuestas deportivas y la determinación ilegal de resultados deportivos.

Para cerrar el capítulo congresual, la capital pacense ha acogido igualmente hace poco menos de un mes la segunda edición del Congreso Ibérico Mujer, Deporte y Empresa, en el que la Fundación y el Instituto de la Mujer de Extremadura han puesto el foco sobre el empoderamiento femenino en el mundo del deporte, contando con la presencia de ponentes destacadas en los ámbitos temáticos que dan nombre al evento.

Los Premios MDE, vinculados a esta cita y que han premiado este año a mujeres como la periodista Julia Luna, la medallista olímpica Lidia Valentín o instituciones y firmas privadas como la Cámara Municipal de Lisboa e Iberdrola, completan la transversalidad de esta acción formativa, que es parte del mismo modo de un proyecto global mucho más amplio denominado MUJEREXT, que este año ha visto incrementada su actividad de la mano de la FJyD y el IMEX.

Un proyecto, que además de este congreso, ha incluido en 2016 actuaciones como las Carreras de la Mujer de Arroyo de la Luz y Villanueva de la Serena (con miles de participantes), mesas de debate en distintos foros en las que deportistas extremeñas y representantes institucionales han dado su punto de vista o la innovadora propuesta del Curso de Técnicas de Liderazgo y Gestión del Talento, que ha completado una oferta formativa amplia y por otra parte aún necesaria.

Cambiando de registro, aunque sin olvidar su carácter formativo, la Fundación Jóvenes y Deporte también ha puesto en marcha programas como Vive Sin Trampas Extremadura, en colaboración de nuevo con la AEPSAD y el SES, con el objetivo de prevenir en los centros educativos el consumo de sustancias estupefacientes e informar sobre el doping deportivo, siendo referentes del deporte regional como Kini Carrasco, Miguel Coca, Toni Franco o Noelia García los encargados de trasladar estas cuestiones a los alumnos.

El apoyo a la iniciativa Patrocina un Deportista Extremeño, en la búsqueda de apoyo privado a nuestros deportistas más destacados, o el lanzamiento de las Becas Contigo, que premiarán a los proyectos y resultados más significativos de los nuestros, son otras de las acciones que la Fundación ha implementado en este año que despedimos y que a buen seguro tendrán continuidad.

Para terminar con el resumen, la Fundación Jóvenes y Deporte ha estado presente igualmente en algunos de los eventos deportivos más importantes que en estos meses han recorrido nuestra región, tales como el Torneo Internacional de Tenis WTA Ciudad de Don Benito, el Campeonato de España de Cuadriatlón celebrado en El Anillo o las primeras pruebas del Desafío 4 Estaciones, circuito referente a nivel internacional y que la Diputación de Badajoz ha traído a Extremadura como primera experiencia en territorio español.