El vestuario del Eibar tras el partido contra el Getafe