El Trofeo Ibérico cruza la Raya

Un momento del partido./Pakopí
Un momento del partido. / Pakopí

Os Belenenses se proclama campeón al imponerse a un Badajoz que exhibió a su cantera

Javi Pérez
JAVI PÉREZBadajoz

Esta edición del Trofeo Ibérico no pasará a la historia por la brillantez de su juego ni tampoco por su canto al entretenimiento. Partido tosco, espeso y aburrido en el que el único aliciente fue ver el atrevimiento de los canteranos blanquinegros. Al menos Os Belenenses regaló como carta de presentación un golazo de falta directa de Matija. El carrusel de cambios tampoco ayudó al espectáculo que se perdió en la noche con el empuje del Badajoz en busca del empate en los minutos finales.

Era un partido para disfrutar y experimentar cosas de cara al tramo final del campeonato. Mehdi Nafti aprovechó el Trofeo Ibérico para rodar a los fichajes invernales aún inéditos, así como para probar cómo se desenvuelven en el primer equipo algunos de los jóvenes talentos de la cantera. De esta manera los escasos aficionados que se acercaron al Nuevo Vivero pudieron ver las primeras carreras de Prosper Mendy y asombrarse por la imponente envergadura del delantero Jordan Greenidge. También proyectarse al futuro con la quinta que se asoma con la irrupción de Barquero, Moi Ortega o Abraham.

Os Belenenses no vino de paseo y desde el pitido inicial dejó claro que no quería volverse de vacío. Puso más intensidad y empuje para llevarse el Trofeo Ibérico a tierras lusas 45 años después de que lo hiciera el Vitoria de Setúbal. Ninguno de los dos equipos daba continuidad al juego con continuas faltas.

En el primer tiro a puerta se rompió el equilibrio. Matija frotó su bota mágica y situó en la misma escuadra una falta directa desde la misma frontal que se coló dentro de la portería de Pawel Florek tras impactar en el larguero.

0 CD BADAJOZ

Pawel Florek (Moi Ortega, min. 80); Juanjo García (Toni Abad, min. 46), Barquero (Ginés, min. 73), César Morgado (Mario Gómez, min. 46), Prosper Mendy (Abraham, min. 73); Guzmán, Adama Fofana (Luisma, min. 73), Kamal (Petcoff, min. 60), Eneko Zabaleta; José Ángel (Cidoncha, min. 60) y Jordan Greenidge (Ferrón, min. 60).

1 OS BELENENSES

Mika (Guilherme, min. 46); Gonçalo Silva (Sagna, min. 46), Cleylton (Nuno Coelho, min. 66), Kiki (Zakarya, min. 66); Luis Silva (Sasso, min. 66), Calila (Joao Rodrigues, min. 46), André Santos, Robinho (Eduardo, min. 46); Matija (Lucca, min. 62), Nico (Licá, min. 62) y Kikas.

Goles
0-1: Matija, min. 22.
Árbitro
Del Río Lozano. Expulsó por doble amarilla a Kikas (26 y 28). Amonestó en el Badajoz a Adama Fofana (21) y en el Os Belenenses a Kikas (26) y Matija (49).
Incidencias
Unos 1.000 espectadores en el Nuevo Vivero, una veintena muy animosa seguidores del Os Belenenses. El alcalde Francisco Javier Fragoso y Paco Herrera entregaron el Trofeo Ibérico al Os Belenenses como campeón de la 24 edición.

Tras el gol el partido se tensó de manera sorprendente. En un momento saltaron chispas y Kikas fue expulsado antes de la media hora por dos entradas muy feas en apenas dos minutos. El Badajoz se fue soltando e intentaba combinar por la derecha entre Juanjo y Guzmán y por la izquierda con las subidas de Mendy. En una de esas apariciones por la derecha el balón le llegó a Eneko Zabaleta en la media luna para soltar un zurdazo potente y seco que Mika sacó a córner pegado al palo.

Nafti siguió probando nuevas fórmulas y en la parte final del primer acto intercambió a Guzmán y Eneko de bandas. Al polivalente jugador vasco se le vio incluso aparecer de enganche.

A Mendy se le vieron cositas. Lo intentó subiendo con descaro y apoyado en su gran físico en labores defensivas se mostró contundente. A Jordan, en cambio, apenas le llegaron ocasiones y no intervino mucho en el juego.

El técnico del Badajoz repartió minutos entre sus hombres importantes de atrás y relevó en el descanso a César Morgado y Juanjo García por Mario Gómez y Toni Abad. Dada la situación del equipo cualquiera puede entrar en el once en un momento dado. Nafti había dejado a Cristian, Candelas, Higón, David Martín y Éder Díez en la grada y metió minutos en las piernas de aquellos como Guzmán, Eneko o José Ángel que pueden jugar un papel importante en el tramo final.

Petcoff, Ferrón y Cidoncha hicieron acto de presencia con el partido sesteando por las interrupciones de los cambios. Solo alguna ráfaga de Toni Abad animó un poco. El lateral firmó una gran jugada que bien merecía el premio del gol. Rompió la cintura de su marcador con dos amagues y un caño del que pudo enfocar un disparo ajustado que Guilherme despejó a córner. Esa ocasión y algunas incursiones de Eneko Zabaleta y Guzmán fue lo único productivo del Badajoz.

Luego le tocó el turno a los yogurines Abraham, Luisma, Ginés y Moi Ortega. El equipo pacense daba un paso al frente para intentar retener su trofeo con Guzmán muy activo asistiendo primero a Petcoff y después a Ferrón en las que pudo llegar el deseado empate.

A pesar de las ganas finales del Badajoz el Trofeo Ibérico volvía a cruzar la Raya 45 años después de que lo levantara el Vitoria de Setúbal en el viejo Vivero en el 74.