El último gran día de Isco en el Bernabéu fue con España

Isco, en el partido ante Islas Feroe./Efe
Isco, en el partido ante Islas Feroe. / Efe

Actuando como media punta, sin '9' fijo delante, hizo un doblete en la goleada ante Italia y dejó un caño legendario a Verrati

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

«Isco es un jugador único y diferente. De los mejores del mundo. Si no fuera español lo querríamos nacionalizar», afirmó Robert Moreno tras el entrenamiento de España en el Santiago Bernabéu. «Todas las personas, en el fútbol y en la vida, rinden mejor cuando están contentos que cuando estás triste, que lo haces peor. El estado de ánimo es indicativo al rendimiento. No sé por qué ha rendido esta temporada. Las tres veces que ha estado con nosotros ha tenido un rendimiento y un comportamiento espectacular». Si Isco Alarcón necesitaba confianza no podrá decir que el cuerpo técnico de Luis Enrique no se la esté ofreciendo.

El malagueño quiere terminar ante Suecia con buenas sensaciones una campaña complicada para él. Hace justo un año, después del triunfo ante Túnez en Krasnodar, se presentaba en el Mundial de Rusia como una de las referencias de la España de Julen Lopetegui. Para el vasco era un hombre vital, pero en Rusia nada salió como se esperaba. Tras la salida del vasco mantuvo su protagonismo con Fernando Hierro e incluso fue uno de los más destacados pero acaparó críticas por su juego sobre todo por la derrota ante Rusia, el equipo se mostró muy horizontal y poco vertical, algo que se echó en falta. «Si juegas contra 11 atrás, pocas cosas más puedes intentar. No hicimos nuestro mejor partido, eso puede pasar. Lo intentamos hasta el final, no se nos puede reprochar nada», insistió tras quedar eliminada España aunque antes el asunto ya le había molestado. Incluso usó su móvil para, con su cuenta oficial de Twitter a las 3:59 en Krasnodar, criticar a un periodista tras el España-Marruecos, con el que se cerró la fase de grupos por un artículo en el que hablaba del juego del madridista.

La llegada del verano auguraba un buen ejercicio para el malagueño ya que, quizá, su principal valedor en el fútbol era su técnico en el Real Madrid. Pero apenas pudo jugar para él, ya que primero fue operado de apendicitis y después el entrenador fue despedido cuando había forzado por volver. La llegada de Solari le hizo perder el sitio en el equipo e incluso en la selección, pese a que Luis Enrique había destacado su juego desde el primer día que llegó. «Ya lo conocemos, tiene mucho carácter. Ha ganado muchas cosas, al final la filosofía y la idea es parecida . Cambia algunos criterios, tiene su forma de ver el fútbol pero es parecido con matices», comentó en la convocatoria de septiembre.

Dos goles y un show para Youtube

El regreso de Zidane al Real Madrid, pese a los malos resultados de una campaña en la que apenas el orgullo estaba en juego cuando compareció en escena el francés, ha devuelto a Isco al once madridista y a la selección. Ahora es considerado 'delantero' por este nuevo cuerpo técnico. En Torshvan se le vio muy activo, arrancó desde la izquierda pero participó en la creación por todo el campo. Además marcó... con ayuda de Gestsson, el meta feroense que introdujo el balón en la portería después de que un golpeo de interior con rosca del malagueño se hubiese topado con el poste.

Ahora llega el partido clave en el Santiago Bernabéu contra Suecia. Es menos decisivo que el disputado en septiembre de 2017 ante Italia, ya que entonces España se jugaba la primera plaza como ahora... pero entonces sólo uno conseguía plaza para el torneo. España goleó 3-0 saliendo sin delantero de referencia. Isco disfrutó como media punta ( 56 pases buenos de 59 veces que tocó la bola) intercambiando por momentos la posición de '9' con David Silva.

Aquella noche hizo dos grandes goles, uno de ellos de falta. Además dejó varias acciones de malabarista para la historia de los highlights de Youtube. Su víctima fue Marco Verrati, al que superó en todo momento y en apenas seis minutos le hizo un caño, un sombrero y una 'croqueta'. El propio centrocampista italiano e incluso el técnico Gian Piero Ventura se rindieron a su juego. «Ha sido increíble. Fue bonito verlo en persona. Solo pienso en el caño que hizo en el mediocampo, cuánta tranquilidad e integridad física para llegar a hacer esto. No pude evitar aplaudirle cuando lo vi, era un rival, pero soy un amante de las cosas bonitas de este deporte».

Alabado por Robert Moreno

Ahora, tras un 18-19 para olvidar, está deseando que Robert Moreno le confirme que Luis Enrique le pone de inicio para así volver a tener opción de reinvindicarse con un partido similar con España... en el Bernabéu. «Sobre si puede jugar o no, no sé si Isco sería titular en Suecia porque su fútbol es muy directo. Para nosotros es el jugador ideal. Parte por banda izquierda y él se siente a gusto. Nos lo ha dicho él. Es de los mejores del mundo entre líneas». Ahora tiene una oportunidad de volver a demostrar su calidad en el estadio que más le quiere.