Los protagonistas de la jugada clave de Sudáfrica 2010 meditan la retirada

Los protagonistas de la jugada clave de Sudáfrica 2010 meditan la retirada

Robben y Casillas, al que la Federación medita homenajear ante Suecia el próximo 10 de junio en el Bernabéu, dudan si seguir en activo aunque por motivos bien distintos

RICARDO CASTAÑEDAMadrid

Un 11 de julio se celebró la final del Mundial 2010 en Johannesburgo y en el minuto 61 entre España y Holanda se produjo una jugada casi tan decisiva como la del minuto 116, cuando Andrés Iniesta marcó el único gol del encuentro. Iker Casillas detuvo con el exterior del pie derecho un mano a mano con Arjen Robben, que había sido su compañero en el Real Madrid. La acción se produjo con 0-0 en un partido que estaba siendo muy cerrado. Ahora, casi 9 años después, los dos protagonistas de aquel momento recordado por todo español, holandés y muchos aficionados al fútbol meditan seriamente la retirada. Lo hacen por dos motivos bien distintos, pero ambos pueden colgar las botas estos días.

Iker Casillas sufrió un infarto agudo de miocardio durante un entrenamiento con el Oporto a principio de mes. «Lo puedo contar», se congratuló el portero madrileño a su salida del hospital cinco días después de haber sido víctima «de un acontecimiento que le puede suceder en cualquier momento a cualquier persona» y que le ha hecho sentirse «querido» por parte de «mucha gente que se ha preocupado durante estos días». Emocionado, con la voz entrecortada y casi con lágrimas en los ojos, Iker Casillas reconoció haber tenido «mucha suerte» por haber salvado la vida.

Casillas, al que se le colocó un stent para solucionar su problema cardíaco, sigue de reposo, en principio puede estar «incluso un par de meses», y dice no estar preocupado por su futuro ante la posibilidad, cada vez más real, de verse obligado a abandonar el fútbol, cuando hace tan sólo un mes y medio renovó su contrato con el Oporto hasta 2021. «No sé lo que será del futuro. La verdad es que me da igual. Lo importante es estar aquí», comentó Casillas a pie de micrófono. «Iré contestando a los miles y miles de mensajes, porque voy a tener tiempo para ello», prometió en tono bromista.

El portero del Oporto, que el día 20 de este mes cumplirá 38 años, no podrá realizar ningún tipo de deporte durante al menos tres meses y con toda probabilidad tendrá que retirarse ya del fútbol de élite después de haber sufrido un infarto «totalmente imprevisible», como lo calificó recientemente el doctor del Oporto, Nelson Puga. «Es una dolencia silenciosa que evoluciona muy lentamente y fruto de la unión de algunos factores puede causar que una arteria se tapone y se produzca el infarto agudo. Me tocó a mí, pero aquí estamos...», apuntó con una actitud muy positiva tras lo sucedido en las redes sociales: «Buenos días!! Yo con el CorazónContento y vosotros?? Seguimos mejorando!», escribió el portero madrileño en su cuenta oficial de Twitter, junto al vídeo de la canción que hizo famosa Marisol en 1968.

Su caso ha generado multitud de reacciones. Incluso la de José Mourinho, con el que tuvo una relación complicada desde 2012. Así, la Federación Española de Fútbol quiere realizar un homenaje a Iker Casillas antes del encuentro entre España y Suecia que se disputará el próximo 10 de junio en el estadio Santiago Bernabéu dentro de la fase de clasificación para la próxima Eurocopa. Sería trataría de un acto protocolario antes del duelo oficial en el estadio que tantos años fue la casa de Casillas. El portero agradece el gesto pero medita si aceptarla porque no quiere homenajes mientras se sienta jugador en activo y le gustaría saber si seguirá antes de dar el ok a una FEF que ya ha iniciado los trámites para llevar adelante el homenaje con UEFA.

Robben y la despedida perfecta

El villano de aquel momento en Sudáfrica, Arjen Robben, termina contrato con el Bayern Múnich, donde lleva diez años, y sigue indeciso sobre su futuro. De hecho, a sus 35 años, el extremo holandés admitió incluso este martes que retirarse es «una opción» que se plantea y espera en las «dos próximas semanas» tomar una decisión. «No es evidente tomar una decisión. La más fácil sería decir que me retiro, es una opción, pero no sé si va a pasar. Si quieres continuar jugando, debes encontrar el lugar correspondiente, no solo desde el punto de vista futbolístico sino también familiar», explicó.

Lesionado desde noviembre, Robben regresó a los terrenos hace dos semanas y espera lograr un octavo título de Bundesliga este fin de semana con la vista del Eintracht de Fráncfort. «Ser campeón el sábado, tras haber pasado diez años en este club, en medio de 70.000 aficionados, en un Allianz Arena repleto, no hay nada mejor. Marcar un gol que le de un título sería una despedida perfecta, una maravilla. Se trata de un sueño, pero los sueños hay que hacerlos realidad y estoy convencido de que funcionara», según el holandés, decisivo en el título de la Liga de Campeones en 2013, su «más bello recuerdo» cuando marcó el gol de la victoria por 2-1 ante el Borussia Dortmund.

Robben marcando el 1-5 en Salvador de Bahía en el Mundial 2010
Robben marcando el 1-5 en Salvador de Bahía en el Mundial 2010

Fue un verano antes de la venganza de Robben con Casillas en Brasil. Holanda aplastó a España en Salvador de Bahía en el primer partido del Mundial 2014, un día de mal recuerdo para la selección y sobre todo para Iker Casillas. Holanda se vengó de lo sucedido con 5 goles, dos de ellos de un Arjen Robben que hizo un slalom espectacular con Casillas por el suelo en el 1-5 final, que llegó poco después de que el meta hubiese cometido un error grosero en el 1-4 de Van Persie, que empatado un encuentro que España empezó dominando.