La Policía admite que las apuestas no revelan indicios de que el partido del Levante se amañó

Javier Tebas, el día de su comparecencia./Miguel Ángel Polo (EFE)
Javier Tebas, el día de su comparecencia. / Miguel Ángel Polo (EFE)

El agente policial que dirigió la investigación del amaño ha admitido que se analizaron las apuestas del partido bajo sospecha pero ha recordado que entonces las casas de apuestas no eran tan colaboradoras como en la actualidad

A. RALLOValencia

El policía que dirigió la investigación del amaño del partido ha explicado ante el juez la actuación de su unidad y la organización por parte de Interpol de seminarios europeos debido a la preocupación que habían generado las apuestas y el posible amaño de competiciones deportivas. El especialista ha recordado la denuncia de Javier Tebas, presidente de la Liga, ante la Policía Nacional. Ha reproducido el relato del dirigente, que les habló de la llamada del presidente del Deportivo, Lendoiro. De igual modo, ha declarado que el denunciante se negó a identificar a la fuente primigenia, el futbolista que acudió a su despacho a contarle lo que tramaban sus compañeros.

El policía ha admitido que investigaron todos los encuentros. Racing-Zaragoza y también el duelo contra el Getafe, pero las pesquisas no fueron más allá. Sólo lograron vías de investigación en el partido contra el Levante. De nuevo, ha contado las transferencias a jugadores del Zaragoza para que posteriormente sacaran el dinero en efectivo y se les entregara a los futbolistas del club granota. También ha mencionado la conversación que supuestamente tuvo Tebas con el presidente del Villarreal, Fernando Roig.

El agente ha admitido que se analizaron las apuestas del partido bajo sospecha. Pero ha recordado que entonces, en la temporada 2010-2011, las casas de apuestas no eran tan colaboradoras como en la actualidad. Pese a este inconveniente, ha declarado que reclamaron información a un organismo de Reino Unido y la UEFA y que su dictamen fue que no había ningún indicio en las apuestas que permitiera apuntar a un amaño.