Los padres de la cantera del Badajoz también muestran su malestar con Premium

Los juveniles del Badajoz celebran el título y el ascenso a División de Honor tras ganar el domingo al Don Bosco en su campo. ::/PAKOPÍ
Los juveniles del Badajoz celebran el título y el ascenso a División de Honor tras ganar el domingo al Don Bosco en su campo. :: / PAKOPÍ

REDACCIÓN

El Badajoz ha roto de forma unilateral relaciones con Premium por considerar que ha incumplido el acuerdo. El grupo inversor se defiende alegando que esta ruptura se debe a intereses personales de la directiva y mantiene su postura decidida de continuar en la gestión del club.

Pero las desavenencias no residen solo en las oficinas del Nuevo Vivero. La comisión de Padres de La Academia CDB también ha salido a la palestra para mostrar su malestar con Premium. En un comunicado firmado por unanimidad por todos los progenitores critican que este grupo se atribuya los éxitos del fútbol base (ascenso del juvenil a División de Honor) cuando entienden que en realidad nunca le ha prestado atención. Y ponen como ejemplo los retrasos con la distribución de la ropa deportiva y que obligó a los diferentes equipos a comenzar la temporada jugando con las equipaciones de entrenamiento. «Consideramos que Premium Sport S. L. es la culpable de este atraso ya que negociaron con un tercero, según tenemos entendido también propiedad del señor Matías Navarro, dicho suministro», exponen.

Los padres señalan que pusieron este problema en conocimiento del club y desde la directiva se les remitió a Matías Navarro sin que, según sostienen, el administrador único les haya dado nunca explicaciones.

Además, también indican que en su día presentaron al exportero Juanmi como director de la cantera y desde agosto nunca más hizo acto de presencia por Badajoz. «Aún así, La Academia CDB vive el mejor momento de su reciente historia algo objetivamente probable», precisan en la nota.

El grupo de padres de la cantera resaltan en este sentido la labor que La Academia CDB lleva realizando desde 2014. Ese verano se presentaba ese ilusionante proyecto que pretendía impulsar el fútbol base blanquinegro y convertirlo en referencia a nivel nacional. Un trabajo que han venido desarrollando Álvaro Trigo, Juan Antonio Macarro, Jesús Leal y Carlos Parry con el apoyo y confianza de la directiva presidida por Pablo Blázquez.