Lucas Vázquez: «El VAR no habría cambiado el penalti de Benatia»

Lucas, en rueda de prensa. / AFP

El madridista reconoce su pelea con los mosquitos, que son «un poco coñazo»

JAVIER ASPRÓNEnviado especial a Krasnodar

Fue la sorpresa en el once titular de Fernando Hierro ante Irán, la segunda vez que comenzaba un partido de inicio con España desde su debut ante Georgia en junio de 2016, días antes de la Eurocopa de Francia. Lucas Vázquez disfruta ahora de su primer Mundial y del cada vez mayor protagonismo que está adquiriendo en la selección. Este sábado fue el encargado de atender a los medios en la concentración de la selección en Krasnodar a un día de viajar a Kaliningrado, donde el lunes se jugará el pase a octavos y la primera posición del grupo en el partido ante Marruecos.

Lucas se reencontrará con Benatia por primera vez desde el célebre penalti en el último minuto en cuartos de final de la Liga de Campeones, por lo que la pregunta, ahora que el VAR está a la orden del día, era obligada. «Con el VAR no hubiese cambiado nada, lo único que hubiese habido menos polémica. El árbitro hubiera pitado igual», aseguró el extremo, también preguntado por ese reencuentro personal. «Nada... Es un partido diferente».

El madridista apuntó que «ninguna selección gana fácil, es lo que se está viendo». Sobre la idea u obsesión por buscar ante Marruecos un partido redondo que despeje dudas, Lucas lo tiene claro: «Lo importante es ir evolucionando en cada partido. Lo que queremos es llegar al final».

Por eso mismo, no hace cálculos sobre posibles rivales, ni cábalas sobre si es mejor quedar primeros o segundos de grupo. «Lo que queremos es quedar primeros, ganar a Marruecos, hacer los deberes y luego ya veremos. Da igual si es Rusia o Uruguay el próximo rival, nos tenemos que centrar en nosotros mismos», sentenció.

También Lucas apuntó sus preferencias entre las grandes selecciones y las modestas, hasta la fecha protagonistas en este Mundial. «Sobre el papel si quitan a las favoritas cuanto antes, pues mejor, porque lo que queremos es ganar el Mundial», admitió, «pero pase quien pase de ronda nos lo pondrán complicado. Vamos a fijarnos solo en nosotros mismos».

Acerca de si se ve titular contra Marruecos, el extremo se limitó a decir que se lo intentará poner difícil a Hierro: «Yo trabajo para ser titular, luego decide el míster y por mi parte lo único que puedo hacer es trabajar, estar al cien por cien y, si tengo oportunidad de salir, hacerlo lo mejor posible».

En su lucha por la titularidad, los internacionales españoles no solo compiten entre sí, sino que también tienen que hacer frente a la plaga de mosquitos que asola Krasnodar con el calor. «Las temperaturas altas vienen bien para reforzar la forma física y preparar lo partidos, se lleva bien. Lo de los mosquitos es un poco coñazo, pero hay que vivir con ello», añadió.

Uno de los rivales por el puesto de Lucas es su compañero en el Real Madrid Marco Asensio, aunque por ahora ha tenido un papel secundario con La Roja. «Marco lleva dos temporadas muy buenas, está progresando. Es joven, pero con un presente increíble. Su capacidad futbolística nadie puede saberla porque tiene un potencial enorme. Supongo que poco a poco irá entrando más en los planes de la selección», comentó el de Curtis.

También habló el '11' de la selección española sobre otro internacional que amenaza con dejar de ser más pronto que tarde, aunque ya con un centenar de partidos a sus espaldas: Gerard Piqué. «Nosotros estamos contentos por contar con él y con su fútbol, no sabemos si va a ser su último Mundial», apuntó.

Por último, Lucas hizo referencia a otro compañero, en este caso del Real Madrid, que como él ha sido un recambio de lujo para Zidane esta temporada. Aunque Mateo Kovacic no parece tan contento con su rol, pues confesó en una entrevista en 'Marca' su deseo de abandonar la casa blanca este verano. «Por supuesto quiero que se quede. Es un grandísimo futbolista y además es amigo. Quiero jugar con él», aseguró Lucas, aunque también fue comprensivo con el croata. «Cada jugador ve las cosas de una forma y piensa en su bien. Si Kovacic piensa eso hay que respetarle y apoyarle en todo».