SEGUNDA FEMENINA

Mentalidad de primera del Santa Teresa

Las jugadoras del Santa Teresa celebran uno de los goles. :: pakopí/
Las jugadoras del Santa Teresa celebran uno de los goles. :: pakopí

El conjunto pacense arrebata al Granada el liderato en un partido que dominó de principio a fin anulando a su rival

MANUEL Gª. GARRIDO BADAJOZ.

El Santa Teresa presentó ayer sus credenciales para retornar a la Liga Iberdrola. Desarboló al Granada, al que arrebató el liderato (2-0), con una intensidad y un juego coral que terminó desquiciando a las nazaríes, incapaces de hilar su fútbol. Las pacenses infligieron a sus rivales la primera derrota de la temporada y le anotaron en un choque los mismos goles que han encajado en toda la primera vuelta. Las estadísticas son rotundas, pero las sensaciones lo fueron aún más sobre el césped, donde solo hubo un equipo llevando las riendas.

2 SANTA TERESA

0 GRANADA

Santa Teresa
Yolanda; Raquel Ayuso, Marta Parralejo, Ariadna Rovirola, María Neira, Nayadet, Ayano Dozono (Lidia, min. 92), Carla (Sofía, m. 72), Mireya (Andrea, min. 91), Estefa y Belén (Sonia, min. 93).
Granada:
Romero (Adriana, min. 52); Moreno, Lula, White (Coral, min. 80), Urre, Alba, Coronel, Aurora, Lauri, Ojeda y Oviedo.
Goles:
1-0: Belén, min. 20. 2-0: Estefa, min. 51.
Árbitro:
López Cirujano. Amonestó a Nayadet en el Santa Teresa y a Coronel, del Granada, con doble amarilla.
Incidencias:
IDM El Vivero, unos 400 espectadores, mejor entrada de la temporada.

Fue un triunfo de pizarra donde el bloque destacó sobre los destellos individuales. La presión alta funcionó y la desconexión de la medular granadina con su zaga fue absoluta, pese a los intentos de Coronel primero y Aurora después de ayudar en la salida del esférico a las centrales. El trabajo incansable de Belén y las ayudas de Mireya y Carla fueron claves, con Estefa liberada para distribuir o sumarse al remate. Fue un planteamiento valiente, poblando más la línea de tres cuartos que la medular, donde Ayano Dozono dio un recital. La japonesa, recién llegada, asumió la batuta y repartió juego, corrió, templó y fue un faro para el equipo. Atrás hubo poca exigencia, porque el Granada apenas inquietó, con Lauri muy vigilada y Oviedo más pendiente de rifirrafes que en aportar opciones de ataque.

La salida del Santa Teresa fue una declaración de intenciones, tratando de llevar la iniciativa e imprimiendo velocidad al juego habilitando los acercamientos de Estefa y Carla que se marcharon desviados. Las pacenses apretaban y el atrevimiento daba su fruto. Belén remachaba un gran centro de Mireya en un saque de esquina poniendo el 1-0. Corría el minuto 20 y la superioridad se reflejaba también en el marcador. Las locales mantuvieron sus consignas, bien armadas, sin concesiones y cerrando cualquier línea de pase. Tras el tanto, Estefa frecuentaba más el centro del campo y Nayadet se escalonaba para arropar al equipo.

Ya en la segunda mitad, en el minuto 51, Ayano Dozono hizo magia con dos toques, uno para birlar el balón y otro para rebasar dos líneas con un pase en profundidad que aprovechó Estefa para establecer el 2-0. En la jugada se lesionaba la guardameta visitante, que tenía que ser sustituida. Las malas noticias se acumulaban para el Granada que, además, se quedaba con diez minutos después. A partir de ahí, dominio pacense, acabando físicamente muy enteras. Triunfo de prestigio y el Santa Teresa comienza el año asaltando el liderato.