El Villanovense busca el póker de victorias en Miajadas

El serón Mario, en el disparo del primer gol ante el Azuaga. :: E. D./
El serón Mario, en el disparo del primer gol ante el Azuaga. :: E. D.

Los serones no conocen aún la derrota, con cuatro triunfos, y visitan a un equipo que también ha empezado bien la temporada

ESTRELLA DOMEQUEVILLANUEVA DE LA SERENA.

El municipal de Miajadas se prepara para vivir una de sus primeras grandes citas de la temporada con la visita del Villanovense. Los serones llegan líderes e invictos, condiciones que quieren mantener el mayor tiempo posible.

«Motiva ser líder», reconoce Pepe Masegosa, entrenador del Villanovense, «te dice que el trabajo que estás haciendo está bien. Hay equipos que, o ganan, o el ambiente se vuelve tenso. Con eso también hay que convivir, porque el Villanovense algún día perderá, ojalá no ocurra, y también hay que saber desenvolverse con tranquilidad».

Después de cuatro victorias consecutivas, los serones buscarán hoy el póker de triunfos ante un Miajadas que ha empezado con buen pie. Los de Carlos Pizarro suman nueves puntos y todo eran alegrías hasta el tropiezo del pasado domingo frente al Diocesano (1-0). «Es un equipo que ha empezado muy bien y está dando buenos sustos», dice Masegosa de un equipo al que espera «extra motivado» frente al envite de esta mañana.

Para el duelo, el técnico sevillano no podrá contar con los lesionados Clausí y Juanjo Neiva. El primero ha sido baja en las últimas semanas por un pequeño desgarro en el cuádriceps, mientras que el canterano está a la espera de someterse a varias pruebas. Sí que está disponible Iván De Nova, más integrado con el grupo tras recuperarse de una lesión. Pajuelo, con molestias, es duda.

Con todo ello, Masegosa podría condicionar el once a la estrategia de un Miajadas que modifica sin problemas el dibujo. «Es un rival que ha sido capaz de jugar con cinco y con cuatro defensas, eso sí que cambia nuestra idea. En función de esa situación podemos hacer algún cambio», avanza el técnico. En cualquier caso, con los serones invictos, sus rivales mirarán de reojo lo que ocurra en el estadio miajadeño para que el líder no aumente la distancia. Algo que tratará de propiciar el equipo local motivado por el gran ambiente que se espera por parte aficionados locales y visitantes.