Varapalo para el Cacereño

Alegría en el Olivenza y desolación en el Cacereño. :: jorge rey/
Alegría en el Olivenza y desolación en el Cacereño. :: jorge rey

La falta de puntería condena al conjunto de Adolfo Muñoz, que dejó escapar la victoria en el tramo final

OPTA CÁCERES.

Palo para el Cacereño que no fue capaz de pasar del empate ante el Olivenza en su propio feudo lo que supone un claro paso atrás en su carrera por el liderato del grupo XIV de Tercera. El conjunto verde desperdició varias oportunidades estrellando hasta tres balones en los palos y en la recta final se encontró con el tanto del Olivenza que chafó la progresión del conjunto cacereño.

1 CACEREÑO

1 OLIVENZA

Cacereño
Bernabé; Neto, Carlos Fernández (Marcos Torres, min. 54), Alberto Delgado, Gustavo, Collantes, Luismi (Carlos Martínez, min. 54), Andújar (Eloy, min. 72), Rodri, Dani Muñoz y Gabri.
Olivenza FC
Ciga; Alberto Bodión, Capa, Pekas (Emilio Tienza, min. 47), Borja Sánchez, Javi Mañas, Juanjo, Sergio Jaén (Pedro, min. 72), Juampe, Silva y Borja Romero (Troiteiro, min. 57).
Goles
1-0: Silva (p.p.), min. 60. 1-1: Juampe, min. 80.
Árbitro
Quijada Halcón. Mostró tarjeta amarilla a los locales Alberto Delgado, Collantes y en dos ocasiones a Rodri, expulsado en el minuto 90, y a los visitantes Ciga, Pekas, Emilio Tienza y Troiteiro
Incidencias
Príncipe Felipe. 707 espectadores.

El principal peligro de los cacereños llegó en balones aéreos, rematando de cabeza innumerables ocasiones aunque sin encontrar portería. El Olivenza por su parte jugó sus bazas en el Príncipe Felipe y, aunque cedió claramente el protagonismo a su oponente, estuvo en el partido y aprovechó su oportunidad más clara cuando el encuentro llegaba a su recta final. En esta ocasión volvió a ser Dani Muñoz el que brilló sobre el rectángulo de juego, generando el mayor número de ocasiones de su equipo y siendo el claro referente en el juego ofensivo tanto en acciones de peligro como en actitud y liderazgo.

El partido arrancó con un Cacereño volcado sobre el área oliventina, aunque en el minuto 16 un error imperdonable de los cacereños acabó con un pase desde la izquierda a Borja Romero que libre de marca y en el punto de penalti remató muy desviado con todo a favor.

Dos minutos después fue Luismi quien de cabeza llevó la primera ocasión de peligro de los verdes. Su testarazo, con los tiempos de salto bien marcados, salió fuera por poco. Desaprovechó el Cacereño un cuatro contra tres muy favorable debido a una mala conducción y que acabó en nada. En el minuto 28 Dani Muñoz puso en aprietos a Ciga con un disparo de falta directa que salió cerca del palo. El mismo protagonista cuatro minutos después dispuso de una nueva ocasión en un cabezazo a centro de Collantes. Dani Muñoz se había empeñado en llevar a su equipo al gol y un minuto después puso a todos los espectadores de pie con un lanzamiento desde unos 20 metros que se estrelló en la cruceta. Debió ver la roja el portero Ciga en una falta a Collantes que avispadamente le había robado el balón llegando desde atrás cuando se disponía a ponerlo en juego. En el agarrón por evitar el 1-0 solo fue merecedor de la amarilla. Antes de llegar al descanso Luismi volvió a aprovechar un balón por alto con un remate que tampoco terminaría entre los tres palos.

A la vuelta de vestuarios, en el minuto 52, llegó la mejor ocasión de los cacereños hasta ese momento. Andújar remató por bajo dentro del área un balón que desvió con brillantez Ciga. El cuero llegó a las botas de Gabri que con todo a favor mandó el esférico de nuevo al palo.

Pasado un cuarto de la segunda mitad el Cacereño aprovechó un intento de despeje de Silva hacia su propia portería para adelantarse en el marcador. El tanto tranquilizó a los locales y provocó un parón de intensidad sobre el campo. Borja Romero tuvo que abandonar el terreno de juego por lesión.

Marcos Torres remató de cabeza poco después y a punto estuvo de hacer el 2-0 pero la intervención del meta oliventino lo impidió. Rodri puso el balón en parábola con un disparo bien colocado que se estrelló en el larguero. Y de lo que pudo haber sido un resultado cómodo para el conjunto verde, se pasó a la sorpresa que llegó en forma de gol a diez minutos de la conclusión. Juampe aprovechó una incursión por banda izquierda donde fue sorteando rivales, se coló hasta el interior del área donde batió a Bernabé de disparo cruzado.

En los diez minutos restantes, Eloy de cabeza y Gabri con un disparo dentro del área que repelió en un defensa no consiguieron premio.