Último partido de playoff para el Mérida, antes del playoff

Cristo, en el partido del Mérida ante el Cacereño. :: brígido/
Cristo, en el partido del Mérida ante el Cacereño. :: brígido

El Mérida es consciente de que una victoria esta tarde le entregaría el título de Liga ante un rival que se sigue jugando el cuarto puesto

M. G. MÉRIDA.

De lo que le queda al Mérida de aquí al playoff, el rival y el partido más parecido a una final que se va a encontrar es el de esta tarde ante el Coria. Porque el Coria es un equipo de playoff (por clasificación y rendimiento) y porque si vuelve a ganar hoy, el campeonato será prácticamente un hecho. Tras este partido, a los de Santi Amaro les quedaría recibir a Olivenza, Racing Valverdeño y Calamonte en el Romano y viajar a Aceuchal y Pueblonuevo. Pues eso.

«Es que es un partido de playoff el de esta tarde», asiente Santi Amaro, técnico del Mérida. «Un partido igual que el que nos enfrentó hace dos semanas al Cacereño. Porque si pierdes y gana el Cacereño, otra vez se ponen a cuatro puntos. Y a cuatro puntos no nos podemos permitir ni un traspié. Por tanto, relajación cero».

El de esta tarde será el último gran partido de los cuatro que tenía marcado en rojo el Mérida en el calendario en el último mes y medio: empezó empatando ante el Moralo, ganó luego a Plasencia y Cacereño y cerrará el ciclo recibiendo a un Coria al alza. Los de Miguel Rubio llegan tras ganar sus últimos cuatro partidos en La Isla y de rascar puntos en el Príncipe Felipe, en Plasencia y en Navalmoral en sus últimas tres salidas. Sus dos únicas derrotas a domicilio han sido en la Campiña Sur, Azuaga y Llerena.

«Nosotros necesitamos hacerlo mejor que en Plasencia o Cáceres, por ejemplo», apunta Miguel Rubio, el técnico cauriense. «Necesitamos hacerlo mejor porque vamos a casa del líder. Tenemos que rozar la perfección porque el Mérida es un equipo con muchísimos recursos, sobre todo ofensivos».

De ahí que el cuerpo técnico emeritense se fíe poco del partido. La semana pasada, en Montijo, volvió a ser titular Salvi (que hacía cinco jornadas que no jugaba) y volvieron a tener minutos futbolistas como Chavalés (cinco partidos después) y Heo (diez partidos después). Esta tarde, el 'once' volverá a parecerse mucho al de los últimos partidos importantes.

La única baja local es la del delantero Migue Montes, que el lunes volverá a pasar revisión para estimar el tiempo de recuperación de su distensión de ligamentos. Aún no hay fecha de reaparición. Antes del partido, el cuerpo técnico emeritense tendrá que descartar un efectivo. «Tenemos un par de futbolistas que arrastran molestias y decidiremos en el último segundo», informa Amaro. Por su parte, el Coria viaja tan solo con la ausencia del lesionado Edu, que sufrió hace dos semanas una contractura y podrá estar varias semanas más alejado de los terrenos de juego. Todos los demás jugadores están a disposición del cuerpo técnico celeste.

«A mí el Mérida me parece que domina el juego ofensivo en todos los sentidos», analiza a su rival Miguel Rubio. «Tiene mucho talento arriba. Y tiene mucho mérito su temporada porque creo que el Cacereño tiene una plantilla más extensa. Pero a nosotros nos gusta el partido, vamos a ir a por él».

«Mi equipo se ha convencido ya de la idea que queríamos desde el principio de curso, ya está asimilada», opina Santi Amaro. «Es muy difícil lo que estamos consiguiendo, en cuanto a números. El equipo anda en un buen momento de confianza y sabemos que la confianza también da puntos. Pero enfrente tendremos a un equipo que ha encajado solo un gol menos que nosotros y que tiene jugadores de mucho talento arriba. A mí me gustan como juegan. La base lleva muchos años junta y se conocen bien».