TERCERA

Tres líderes en un día

El Mérida celebra uno de los goles el pasado domingo. :: j. m. romero/
El Mérida celebra uno de los goles el pasado domingo. :: j. m. romero

El domingo comenzó con el Moralo en lo más alto; se fue a comer líder el Cacereño; y acabó como triunfador de la jornada el Mérida

M. G.

mérida. Santi Amaro, Adolfo Muñoz y Diego Merino coinciden: saben que se van a turnar en el liderato hasta mayo. «Y el que menos falle, ganará». Pero van a ceder todavía más puntos. varios de ellos. «Que las tres aficiones se vayan concienciando». Hace tres semanas, el Cacereño mandaba con tres y cuatro puntos de ventaja; hace siete días, el que mandaba era el Moralo; hoy es el Mérida, aunque igualado a puntos con el Cacereño.

«El liderato es anecdótico», tercia Santi Amaro, el entrenador de los emeritenses. «Sabemos que va a haber variantes, que vamos a intercambiar puestos de aquí hasta el final y que, el que menos falle, será el campeón. Hay cosas que se han hecho bien pero también tenemos aspectos que mejorar. Solucionar lo que no estamos haciendo bien e incidir en lo que sí estamos haciendo bien. pero ganando, que sabe mejor», dijo tras la goleada ante el Castuera el técnico del Mérida.

El Cacereño, con los mismos puntos pero con peor diferencia de goles (+41 para el Mérida y +35 para el Cacereño, a la espera de su enfrentamiento de la segunda vuelta dentro de poco más de un mes), también goleó el pasado domingo. «En esta Liga puedes perder en cualquier sitio», destaca Adolfo Muñoz, técnico verde. «Cuanto más ganas, más cerca estás de perder. Y eso es lo que pasa cuando nosotros ganábamos todos los domingos. No ser líder no significa que haya que tirar todo al traste. Quedan muchos partidos y va a costar mucho trabajo terminar arriba del todo».

El Moralo, por ejemplo, encadenaba nueve triunfos consecutivos hasta que llegó el domingo por la mañana a Montijo. No cedía puntos desde el pasado 25 de noviembre en Pinilla. «Eran muchas victorias ya. algún día tenía que llegar la derrota», subraya Diego Merino, entrenador moralo. «No hemos estado bien. Hemos estado más largos que otros días, hemos concedido más transiciones. Por ejemplo, el 2-1 llega porque perdemos el equilibrio por querer hacer gol, y eso es lo que tenemos que corregir», analizó tras perder en el Emilio Macarro.

Los tres equipos compendian más virtudes que defectos, pero debido a sus plantillas y a sus fines se les exige más que a otros. En el Romano, se le pide algo más de juego al equipo de Santi Amaro: «Al final, cuando haces 44 minutos de buen fútbol, de posesión, de no permitir transiciones, de muchas llegadas por bandas y ves que en el primer tiro te marcan, pues intentas fortalecer a los futbolistas de que lo están haciendo bien y volver a empezar. Los rivales también juegan y están bien trabajado».

«Si mantenemos el césped que hemos tenido hoy, que está mucho mejor, seguramente la mejora en el juego será abismal. El jugador estará más concentrado en el juego que en el campo», sostiene Adolfo Muñoz, que espera recuperar a dos o tres de los jugadores que tenía el domingo en la enfermería. «Gabri tiene un esguince y Chechu rotura de fibras en el gemelo. Carlao sigue con la rodilla, Keko con el codo y Carlitos Andújar ha tenido molestias».

Llega la hora de la verdad por el liderato. En el próximo mes y medio, el Mérida recibirá, por este orden, a Moralo, Plasencia, Cacereño y Coria. El Cacereño, por su parte, va ahora a Plasencia, más tarde recibe al Coria y acaba su calendario duro en el Romano; y al Moralo solo le queda por viajar a Mérida y Coria.